LA LUZ NATURAL Y LA SALUD


La luz del sol hizo posible la vida en la Tierra, y proporciona vitalidad y salud a cada uno de los habitantes del planeta. De hecho, los seres vivos somos, literalmente, antorchas luminosas, aunque los humanos no seamos capaces de apreciar a simple vista nuestra propia luz. Todo lo orgánico centellea ligeramente, en una longitud de onda entre los 160 y los 800 nanómetros. Cada célula viva emite luz con una intensidad mil veces por debajo de la sensibilidad de la vista, pero puede ser fotografiada y medida.
Aún se desconoce prácticamente todo sobre el significado y las funciones de esta luz, denominada biofotónica. Quizá guarde relación con la fuerza vital de la que hablaron los pioneros del naturismo o las energías a que se refieren las medicinas orientales. Fritz-Albert Popp, uno de los descubridores de la luz biofotónica, está convencido de que sí. Según él, esta emisión sería el sistema de comunicación básico entre las células de un organismo. Sería una de las claves de la vida.
El mensaje de los biofotones
La hipótesis explicaría cómo es posible que haya orden en las 100.000 reacciones químicas que se producen por segundo en cada célula del cuerpo, cómo es posible que cada una sepa lo que tiene que hacer. En consecuencia, la pérdida de coherencia en el campo energético lumínico podría ser la causa de muchas enfermedades, en especial de aquellas que aún no se comprenden ni tienen un tratamiento eficaz.
Estudios realizados en Rusia, China y Alemania sugieren que el cuerpo está recorrido por autopistas de información a base de luz que se corresponden con los meridianos descritos por la medicina tradicional china. Pero, ¿cómo puede la luz servir para comunicaciones tan complejas? Según Popp, es posible porque la biofotónica es una luz coherente, como el láser, es decir, su ritmo de emisión es constante.
Este tipo de luz ordenada –en comparación a la difusa de una bombilla o del sol– es capaz de transmitir información, como bien saben los técnicos en telecomunicaciones. En el laboratorio, Popp ha observado que las células que pueden verse entre sí emiten luz con un ritmo sincronizado. En cambio, si se las separa mediante barreras opacas, cada una va por su lado.
Todavía no ha sido posible descodificar la información contenida en la luz biofotónica, aunque se pueden comprobar sus efectos. El biofísico Xun Shen, de la Academia China de la Ciencia, colocó células sanguíneas de cerdo en dos contenedores de cristal cercanos. En uno introdujo sustancias que causaron una reacción de rechazo en las células y, curiosamente, se produjo la misma respuesta en las células que estaban en el vaso de al lado. Cuando Shen colocó una lámina entre los dos vasos, el fenómeno no se produjo.
Otras investigaciones realizadas en Estados Unidos han demostrado que las células necesitan y buscan la luz: se dirigen hacia ella para recibir, al parecer, la información que transporta.
Sin embargo, para los científicos que no hayan profundizado en el tema, los biofotones no son más que residuos de la actividad metabólica celular. Contra este prejuicio luchan más de 40 grupos de investigadores de los biofotones en universidades y centros avanzados de todo el mundo, donde se han descubierto fenómenos como que los organismos enfermos emiten patrones de luz distintos a los sanos. Son irregulares, con puntos altos y bajos. Por ejemplo, la luz emitida por las personas enfermas de cáncer tiene una asimetría peculiar.
Todo indica que la salud no depende sólo de intercambios químicos, aunque esta sea, todavía, la creencia de la medicina convencional. La luz desempeña seguramente un papel fundamental. Los hallazgos hacen posible concebir tratamientos que actúen sobre las emisiones de luz en el ámbito celular. Por ejemplo, se podría ordenar a las células cancerígenas que no se multiplicaran y que volvieran a desempeñar su función fisiológica. Por ahora, los tratamientos que utilizan la luz están lejos de alcanzar este nivel, pero existen terapias sencillas que han demostrado su eficacia.
Terapia infrarroja
Los flashes de luz infrarroja –en la frecuencia de los 600 a los 1.000 nanómetros– aceleran la curación de heridas, favorecen el desarrollo muscular y alivian las molestias. Los científicos no saben todavía cómo se producen todos estos efectos beneficiosos, pero los tratamientos se aplican con éxito en centros experimentales patrocinados por la NASA y el Pentágono. El Warp 10, por ejemplo, es un sencillo dispositivo que ha sido creado en los laboratorios militares, y que ya puede utilizarse en casa para tratar los dolores musculoesqueléticos causados por la artrosis o la tendinitis. Los modelos pioneros fueron diseñados para objetivos tan diversos como estimular el crecimiento de las plantas o reforzar la musculatura de los astronautas. Otros aparatos han sido desarrollados para tratar la neuropatía diabética (un trastorno que puede llevar a la amputación de extremidades), o las úlceras en la mucosa oral y la garganta.
La terapia fotodinámica, por su parte, combina la acción de la luz roja brillante, un agente químico y el oxígeno para destruir selectivamente las células enfermas. Se emplea para tratar la degeneración macular, el acné severo, la psoriaris y algunos tipos de cáncer.
El sol, en el origen
Más allá de los hallazgos que realiza la ciencia sobre las propiedades de la luz, el ser humano sabe, instintivamente, que la radiación solar, la fuente esencial de luz, es básicamente beneficiosa.
Se puede sentir cómo los rayos del sol elevan el nivel de energía y mejoran el estado de ánimo, después de un viaje de 150 millones de kilómetros y de atravesar la atmósfera, que retiene la mayor parte de la radiación ultravioleta. No son apreciaciones sin importancia. El cuerpo humano es el feliz resultado de la convivencia de la vida con la luz del sol a lo largo de decenas de miles de años. Nos hallamos sumergidos en un mar de radiaciones luminosas, fuera del cual no podríamos sobrevivir.
Sin embargo, en la actualidad, el 90% de la población mundial pasa la mayor parte del día en espacios interiores iluminados artificialmente. Con el desarrollo de la economía global –jornadas interminables, sin descanso semanal en muchos casos– y de la sociedad de la información, la proporción de personas que pasan la vida frente a parpadeantes pantallas de ordenador no deja de crecer. Buena parte de la población no va a obtener la dosis de luz natural que necesita para satisfacer las necesidades del organismo, sobre todo si no se incrementa la conciencia del problema. Algunos expertos comienzan a criticar la oscuridad biológica de los entornos artificiales en que vivimos.
Cabe preguntarse cuáles son las consecuencias de este alejamiento de la principal fuente de vitalidad. “Las personas que pasan la mayor parte de su vida bajo luces artificiales pueden estar dañando su salud seriamente”, afirma Richard Wurtman, investigador del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (Estados Unidos).
Hay varias maneras en que la luz actúa sobre el cuerpo. La más conocida es la síntesis en la piel de vitamina D, esencial para los huesos, los dientes, la vista, el corazón y el sistema nervioso. Además, la exposición a la luz solar aumenta la producción de interferón, una sustancia que reduce la presión arterial y el colesterol, y favorece la formación de las células inmunitarias necesarias para la eliminación de virus y bacterias.
Artículo completo en Integral

COMPRENDER EL EGO

El ego es el ego. Es zazen... como en la frase de Sócrates:"Conócete a ti mismo". Siempre digo que hay que comprender el ego, pero... realmente no hay ego, no hay sustancia en el ego. ¿Dónde podemos situar esta sustancia? ¿En la nariz, en el cerebro, en el ombligo, en la cabeza? Es difícil. ¿En el espíritu? ¿Qué es el espíritu? Esta pregunta es un problema, el mayor problema de la psicología, de la filosofía y de la religión. He explicado que no tenemos numen. 
El ego cambia de un instante al otro. Hoy no es el mismo que ayer... Nuestro cuerpo cambia, nuestras células también. Cuando se toma un baño, por ejemplo, todas las células muertas de la piel se van por el desagüe. Nuestro cerebro y nuestro espíritu cambian. No son los mismos desde la infancia hasta la madurez. 
¿Dónde existe el ego? Es uno con el cosmos. No es solamente el cuerpo o el espíritu. Nuestro ego es Dios, Buda, la fuerza cósmica fundamental. Encontrar la verdadera eternidad no es egoísta, es la auténtica verdad, el verdadero numen. Esta es la verdadera religión que debemos crear. Nuestra vida está ligada al poder cósmico, está en interdependencia con todas las existencias. No podemos vivir solos. Dependemos de la naturaleza, del aire, del agua. Por eso no debemos ser egoístas... este es el gran satori. Es inútil ser egoísta, ya que cada uno de nosotros vive en interdependencia con todo el mundo y con todas las cosas. No es necesario guardar para sí mismo. Esto es muy importante. 
Montaigne escribió en sus Ensayos: "Todo el mundo mira hacia fuera, yo quiero mirar hacia el interior". Tenemos que volver la mirada hacia el interior. La mayoría de las gentes sólo miran hacia el exterior. Más que nunca, en la civilización moderna debemos mirar dentro de nosotros mismos. La mirada objetiva es fácil, la mirada subjetiva no lo es tanto... 
Taisen Deshimaru 

LA LUNA

   "... ¿Sabes, CARMEN? A veces no me atrevo a mirar arriba en esas noches luminosas en las que La Luna preside el firmamento. Imagínate tú, por un instante, que los habitantes de esta parte del planeta en donde, en ese momento, fuera de noche -incluidos las plantas y los animales, que también perciben formas y colores y proyectan igualmente su grado de consciencia- decidiesen unánimemente, una noche, no mirar al cielo. Nuestro satélite dejaría de recibir la proyección e influencia de todas las consciencias que le dan esa identidad que La Luna es: dejaría, de repente, de ser un cuerpo celestepuesto que aquello que no se mira, no queda registrado en el cerebro ni en la consciencia de nadie; y como por encanto -según sostienen las leyes de la física más avanzada, que concuerda con los postulados de muchos Místicos de la antigüedad- La Luna dejaría de estar.
     
     También dejaría de ser "un satélite" -que eso no es más que un concepto humano en el que nadie, en ese momento, estaría pensando.
     Tampoco se llamaría Luna -ni Lunita Lunera- que sólo son nombres que alguien se inventó en nuestro idioma español.

      Ni se llamaría de otras miles de formas diferentes; tantas, como lenguas y dialectos existen en el mundo, ya que nadie en ese momento la estaría nombrando.
        ¿Qué quedaría de nuestra aparente y hermosa Lunita cuando ningún ser vivo proyectara sobre ella su consciencia creando el concepto, poniéndole un nombre o enviando un pensamiento? ¿Sólo un color y una forma sin nombres? No, no habría ojos que enviasen ni diesen esa forma ni ese color. ¿Seguiría, entonces, estando allá arriba -calladita, plateada, brillante y redonda- cuando nadie la mira, como ya se cuestionan los sabios? ¿Sería, acaso, tan sólo energía, invisible energía en espera de que alguna consciencia sobre la biosfera, se dignase mirarla?
    ...Y entonces yo, ajena a lo que pasa y completamente despistada, voy y dirijo mi mirada al cielo.
     Y en ese preciso instante, La Luna Lunera volvería a estar, a tener forma, color e identidad; a ser aquello que yo le estuviese proyectando con mi consciencia y mi mirada en ese momento. 
      
     Pero, ¿tú te imaginas que yo supiera que era el único ser vivo que la estuviera contemplando? ¡Qué responsabilidad tan enorme! ...Pues ahora yo tendría en mis manos, o mejor dicho, en mi mente y mi cerebro, la potestad y la ocasión de mirar a esa energía con ojos y mentalidad nuevos... Y me inventaría otra cosa, o ¿acaso crees tú que yo iba a respetar esos viejos patrones de formas y conceptos, pudiéndolos recrear de nuevo? Patrones de formas y conceptos que deben andar registrados por los entresijos de mi cerebro, y que no son más que Ilusión, o Maya, como ya advirtieron por Oriente hace miles de años. No, CARMEN, ante esa única oportunidad de oro que tal vez sólo se les ofreciera a los habitantes del Olimpo, yo te juro que haría una travesura muy grande aunque sólo durase un instante:
   Antes de dirigir mi vista arriba, yo vaciaría mi mente de todo su contenido para que no hubiese nada registrado en mi cerebro. Luego miraría al cielo sin esperar encontrar nada, pues no habría recuerdo de nada, y -lo mismo que un recién nacido- lo ignoraría todo.
    Y cuando yo sintiese que de allá arriba comenzaban a llegarme ciertos efluvios que me hacen guiños y me son extraños, yo miraría en la dirección de donde esas radiaciones partieran, y sería en ese instante, cuando mi consciencia afectaría a su consciencia.
    Entonces habría llegado ese momento sagrado, de crear nuevas formas, nuevos colores, nuevos nombres, nuevos conceptos. Haría de ESO, lo que yo quisiera, y podría escribir ahora, una historia nueva, muy diferente a...

    Pero, ¡qué tonta! ¡Olvidé que esas cosas fantásticas sólo son posibles en los Universos Paralelosen ÉSOS, en donde simultáneamente se están realizandotodas nuestras infinitas posibilidades de ser y todos nuestros más secretos e imposibles deseos!
      Olvidé -menos mal, Lunita- que heredo desde hace no sé cuántos millones de años, un cerebro configurado por millones y millones de seres que antes también te miraron y dejaron grabado en él -gracias a eseinconsciente colectivo- esta impronta que me hace verte como realmenteeres. ...Y apenas, al intentar imaginarte con otra forma, otro color, y otro nombre diferentes, brotaría en el campo de mi consciencia, por enésima vez, todos tus arquetipos, todas tus antiguas y repetidas ediciones. Aparecerías nuevamente ante mis ojos, calladita, plateada, brillante, redonda, y tan bella como siempre fuiste y no has podido, inexorablemente, de otra manera, ser.
    ...Y sé que me emocionaría al verte; y gritaría tu nombre en las tres únicas lenguas en las que sé nombrarte. Me aprendería, luego, tu nombre en los cinco mil idiomas y dialectos con los que el hombre te nombra, te piensa, te sueña, te siente… Y con profunda reverencia pronunciaría todos esos nombres; y te daría las gracias por estar siempre allá arriba aunque a veces no te vea, y ser como eres.
    Y estaría feliz y contenta por que los humanos te hayan moldeado con su consciencia, de esa especial manera. Y pediría a los hombres -mis hermanos-, que no cometieran jamás la tontería o la locura de dejarte una sola noche de mirar... por si acaso.

    ...Aunque no (y creo con ello, haberle resuelto, sobre la marcha, una ecuación cuántica a los sabios): su teoría resultaría cierta sólo en parte, pero La Luna no podría desaparecer jamás, del firmamento, aunque ninguna consciencia -vegetal, animal o humana- la estuviese contemplando, pues olvidaron algo muy simple: precisamente un postulado muy importante que ellos defienden, y es que La Gran Consciencia que Todo lo envuelve y que interpenetra cada átomo y partícula, nunca la dejaría de contemplar. "

(Del Relato "La Luna Cuántica"  de Regla Contreras)

DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO.

La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que esa ley es aplicable a nuestra vida: "Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos"


"Nosotros, como el tiempo, también nos desdoblamos"


Jean-Pierre Garnier
Tengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros.


Su teoría ¿está avalada por la ciencia? 

La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de planetoides al sistema solar. ¿Quiere que le explique para qué sirve la ley del desdoblamiento del tiempo? 

Sí, pero sencillito. 

Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente. 

¿Y todo eso sin enterarnos? 

Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en otro tiempo aunque no tenga la memoria de ello. 

¿Así funciona el tiempo? 

Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo. 

¿? 

Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible. 

¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?

Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar. 

Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas grandes. 

El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real. 

¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad? 

Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada. 

¿Estoy desdoblada como la partícula?

Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz. ¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin? 

No. 

En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los relojes atómicos, se comprobó esa ley. 

Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo. 

Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que he estado ausente un microsegundo. 

Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo? 

Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias. 

¿Y cómo asimilamos esa información? 

En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada. 

Vaya. 

El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición. 

¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento? 

Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la conclusión es: "No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti". No es una ley moral ni filosófica, es una ley física. 

Es difícil controlar el pensamiento. 

De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas. 

¿Es como una oración? 

No: es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente. 



Entrevista realizada en: La Contra de La Vanguardia 

EL CODIGO ISAIAS. Influir positivamente en tu ADN



El descubrimiento del Gran Código Isaías en las cuevas del Mar Muerto en 1946 ha revelado claves sobre nuestro papel en la creación.
Entre estas claves se encuentran las instrucciones de un modelo “perdido” de orar que la ciencia cuántica moderna sugiere que tiene el poder de sanar nuestros cuerpos, traer paz duradera a nuestro mundo y, quizá, prevenir las grandes tragedias que podría enfrentar la humanidad.
En las palabras de su tiempo, los Esenios nos recuerdan que cada oración ya ha sido contestada.

Cualquier resultado que podamos imaginar y cada posibilidad que seamos capaces de concebir, es un aspecto de la creación que ya ha sido creado y existe en el presente como un estado “dormido” de posibilidad.

¿CREAR O ACCEDER?
Desde esta perspectiva, nuestra oración basada en los sentimientos deja de ser “algo por lograr” y se convierte en “acceder” al resultado deseado de algo que ya está creado.
¿A que están conectadas las partículas de luz? Gregg Braden dice que estamos impelidos a aceptar la posibilidad de que existe un NUEVO campo de energía y que el ADN se está comunicando con los fotones por medio de este campo

EXPERIMENTO 1
En este experimento Se recogió una muestra de leucocitos (glòbulos blancos) de varios donantes. Estas muestras se colocaron en una habitación con un equipo de medición de los cambios eléctricos. En este experimento el donante era colocado en otra habitación y sometido a "estímulos emocionales“ provocados por vídeos que le generaban emociones. El ADN era colocado en un lugar diferente al del donante, pero en el mismo edificio.
El donante y su ADN eran monitoreados y cuando el donante mostraba alteraciones emocionales (medidos en ondas eléctricas) el ADN expresaba RESPUESTAS IDÉNTICAS Y AL MISMO TIEMPO.

Los altos y bajos del ADN COINCIDIERON EXACTAMENTE con los altos y bajos del donante.
Se quería saber cuàn lejos se podían separar al donante de su ADN y continuar observando ese efecto. Pararon de hacer pruebas al llegar a una separación de 80 Kilómetros entre el ADN y su donante y continuaron teniendo el MISMO resultado.
Sin lapso y sin retraso de transmisión. El ADN y el donante tuvieron las mismas respuestas al mismo tiempo. ¿Qué significa esto? Gregg Braden dice que esto significa que las células vivas se reconocen por una forma de energía no reconocida con anterioridad. Esta energía no se ve afectada ni por la distancia ni por el tiempo. Esta no es una forma de energía localizada, es una energía que existe en todas partes y todo el tiempo.

EXPERIMENTO 2
Otro experimento fue realizado por el Instituto Heart Math y en èl se tomó el ADN de placenta humana (la forma más prístina de ADN) y fue colocado en un recipiente donde se podían medir los cambios del mismo. Se distribuyeron 28 muestras en tubos de ensayo al mismo número de investigadores previamente entrenados.
Cada investigador había sido entrenado para generar y EMITIR sentimientos, y cada uno de ellos podía tener fuertes emociones. Lo que se descubrió fue que el ADN cambiò de forma de acuerdo a los sentimientos de los investigadores

1. Cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio, al ADN respondió RELAJÁNDOSE y sus filamentos estirándose. El ADN se hizo más largo.

2. Cuando los investigadores SINTIERON rabia, miedo o estrés, el ADN respondió APRETÁNDOSE. Se hizo más corto y APAGÓ muchos de los códigos. ¿Alguna vez se han sentido "descargados" por emociones negativas? ahora sabemos por què nuestros cuerpos también se descargan.
Los códigos del ADN se conectaron de nuevo cuando los investigadores tuvieron sentimientos de amor, alegría, gratitud y aprecio.
Estos cambios emocionales fueron más allá de ser efectos electromagnéticos. Los individuos entrenados para sentir amor profundo, fueron capaces de cambiar la forma de su ADN. Gregg Braden dice que esto ilustra una nueva forma de energía que conecta toda la creación. Esta energía parece ser una RED TEJIDA ESTRECHAMENTE que conecta toda la materia. Esencialmente podemos influenciar esa red de creación por medio de nuestra VIBRACIÓN.

CUESTIÓN DE VIBRACIÓN.
Hace más de cincuenta años, en 1947, el doctor Hans Jenny desarrolló una nueva ciencia para investigar la relación entre la vibración y la forma.' Mediante sus estudios, el doctor Jenny demostró que la vibración producía geometría.

El doctor Jenny produjo una sorprendente variedad de dibujos geométricos, desde algunos muy complejos hasta otros muy simples, en materiales como agua; aceite, grafito y azufre en polvo. Cada dibujo era sencillamente la forma visible de una fuerza invisible.
La importancia de estos experimentos es que con ellos el doctor Jenny probó, sin lugar a duda, que la vibración crea una forma previsible en la sustancia en la que es proyectada. Pensamiento, sentimiento y emoción son vibraciones que crean un trastorno sobre la materia en la que son proyectados.

DESDE LA RESPUESTA
La clave para elegir un resultado entre los muchos posibles reside en nuestra habilidad para sentir que nuestra elección ya está sucediendo. Vista la oración de este modo, como «sentimiento», se nos invita a hallar la cualidad del pensamiento y de la emoción que produce ese sentimiento: vivir como si el fruto de nuestra plegaria ya estuviera en camino.

Si Pensamiento, Sentimiento y Emoción no estàn alineados no hay unión, por lo tanto:Si cada patrón se mueve en una dirección distinta
El resultado es una dispersión de la energía.
Si, en cambio los patrones de nuestra oración se centran en la unión, ¿cómo puede el «material» de la creación no responder a nuestra plegaria?

«...Cualquiera que dijere a este monte: quítate de ahí y échate al mar, no vacilando en su corazón sino creyendo que cuanto dijere se ha de hacer, así se hará» (Marcos 11,23).

La clave para que la oración sea eficaz es la unión del pensamiento, del sentimiento y de la emoción.

¿CON QUÉ RAPIDEZ LO MANEJARÉ?
Dice Gregg Braden que algunos de "nuestros científicos" están preocupados porque el magnetismo de la Tierra está disminuyendo drástica y rápidamente, e incluso han especulado ya en secreto de un posible cambio de polos magnéticos del planeta previsto justamente para el año en que termina el calendario maya, y las profecías hopis señalan como el principio de un nuevo comienzo: el 2012.
Dice que entre mayor sea el magnetismo, mayor es el tiempo que pasa para que lo que pensamos y sentimos, se manifieste en nuestro mundo. Por consiguiente, entre menor sea el magnetismo, menor será el tiempo en que nos encontremos con la manifestación de nuestros deseos, o nos estrellemos con la manifestación de nuestros miedos.

CONCLUSIÓN
Hemos visto que genéticamente nuestro ADN cambia con las frecuencias que producen nuestros sentimientos, y cómo es que las frecuencias energéticas más altas, que son las del Amor, impactan el ambiente de una forma material produciendo cambios no sólo en nuestro ADN , sino en el ambiente que nos rodea.

POR TANTO…
Cuanto más Amor dejemos fluir por nuestros cuerpos, más adaptados estaremos para afrontar lo que sea que pueda pasar en el 2012 y para conducir a nuestro planeta, mediante nuestros pensamientos positivos en conjunto, hacia el mejor futuro posible.

Extractos del libro “Awakenning to Zero Point”, Gregg Braden


NO TRATAR DE SER PERFECTOS



"El ego es una parte esencial nuestra, no hay que destruirlo, hay que domarlo." Jodorowsky



Entrevista de Inma Sanchís a Alejandro Jodorowski, en la Vanguardia, 
(15/04/2011)
                     .........................................

¿Algún comienzo?
Sí, el de aceptar morir feliz, esa es la finalidad de la vida.

¿Qué se lleva?

He aprendido que la vida es un sueño absolutamente particular, es decir: sales de ti mismo y te buscas hasta llegar a ti mismo.


¿Y durante ese paseo?
He aprendido que tengo dentro de mi cráneo tantas neuronas como estrellas hay en el cielo, y aunque yo crea que no las uso están funcionando todo el tiempo: día y noche. Y que no somos un árbol, somos el bosque: el individuo separado es una ilusión.


¿Y por qué estamos en esa ilusión?
Todo el futuro está en nuestro cerebro, pero a causa de la sociedad, la cultura y la familia entramos en una cárcel psicológica que nos crea una falsa individualidad.



…Un nombre, una nacionalidad.
Sí, una definición. Así ha funcionando la humanidad pero poco a poco la conciencia va ganando terreno. ¿Y qué es la conciencia?

Lo que llamamos inconsciente, todo ese poder en potencia que hay en nuestro interior. Nos debatimos, como una mariposa se debate en su capullo para abrir las alas y ser libre. Pero, ¿qué es ser libre?
Es aceptar y admirar los valores del otro que son mis propios valores. ¿Y cómo los despertamos, a través de qué?
...
 Del arte, capaz de sanar a la sociedad. En mi blog, Plano Creativo, he citado a todas las mujeres para que el 7 de mayo vayan al Vaticano vestidas de papisa.


¿Psicomagia social?
Sí, liberadora, para que la Iglesia comprenda que la mujer está muy aplastada por las tradiciones y que Dios es también mujer.


En Buenos Aires hizo un cementerio metafórico para los desaparecidos.
Sí, en el mismo lugar en que fueron torturados pusimos lápidas y fotos. No fue un acto po-lítico sino po-ético.



¿En qué se ha equivocado?
En llamarme Alejandro Jodorowsky. Tengo nombre, cuando alguien dice “Alejandro”, giro la cabeza como un perro. El error es vivirse como un individuo separado. El arte sagrado es anónimo, nadie sabe quién hizo la catedral de Notre Dame. El arte sagrado se recibe, y cuando tú llegas a recibir el verdadero ser que tú eres y lo reconoces, cesa el error.


Recibir es un don, algo que te entregan
No. Hay que trabajar para ser capaz de recibir y de dar lo que se recibe, porque se puede caer en el error de acumular en un nombre, en premios, en todas esas cosas asquerosas que son los reconocimientos públicos.


No sea tan extremo.
Yo saldría a la calle con una canasta llena de medallas y se la pondría a todo el mundo: cada individuo es genial, un artista.


Cada miércoles desde hace 30 años lee gratis el tarot en un café de París, ¿qué nos pasa?
Los gurús dementes dicen que hay que matar al ego, y son los que más ego tienen. El ego es una parte esencial nuestra, no hay que destruirlo, hay que domarlo.



Intentémoslo.
Imagine un ciego y un perro. El perro es el ego que conduce al ser esencial y está angustiado porque hace una tarea que no le corresponde. Pero si tú conduces a tu perro, tienes un perro feliz, un ego feliz.


Entiendo.

Yo he aprendido a ver mi nivel de conciencia: existe el nivel infantil, el animal, el adolescente, el adulto explotador, el servicial. Todo es comprender que no puedes dar una ayuda a la gente más allá de tu nivel.


Lógico.
Si yo descubro que tengo un talento, descubro que ese talento está dormido en todos. He aprendido a buscar en mí para dar a los otros. Lo que doy me lo doy, y lo que no doy me lo quito.


Deme un consejo para que mi perro no me muerda.
Hay una carta del tarot que es un diablo lleno de ojos, significa que el diablo no tiene miedo de verse, si no uno cae en los binarios: bueno y malo, moral e inmoral..., perdiéndonos toda la gama que hay entre los extremos. Hay que aprender a no tratar de ser perfectos, de agradar al profesor, a los papás, a los otros. Verse tal como uno es.


... Y aceptarse.
 Sí, eso es lo primero, y significa afrontar el sufrimiento voluntariamente; ahí empieza el camino, la liberación.


¿Pero uno no debe intentar cambiar?
No se trata de cambiar una cosa por otra, hay que mutar. Yo soy la taza que contiene los garbanzos, pero no soy los garbanzos. Mi mente contiene ideas, pero deben ser fluidas, ir cambiando como cambia la realidad. Y tampoco soy mis deseos. Hay que vivir una vida útil, ¿y qué es útil?

...
Todo lo que permite que la humanidad se desarrolle, todo aquello que te lleva a lo fluido; e inútil todo aquello que te estanca.


Volvamos al inconsciente reprimido.
Si quiere que salga, haga arte: crear una pareja es un arte, saber mirar, saber vivir es arte. Los artesanos son artistas sanos. Hay que ser el artesano de uno mismo y llegar al arte santo. 

¿Y qué es la santidad?
Bendecir todo aquello que ves, que oyes, que tocas, que conoces, siendo lo que eres y no lo que los otros quieren que seas.



LA INFLUENCIA DEL SENTIMIENTO EMOCIONAL COMÚN


Los campos magnéticos de la tierra puedan ser influenciados o modulados por las emociones humanas

La comunidad científica está empezando a apreciar cómo los campos generados por sistemas vivos y la ionosfera interactúan el uno con el otro. Por ejemplo, la tierra y la ionosfera generan una sinfonía de frecuencias en un rango de 0-01 hertz hasta 300 hertz, y algunas de las grandes resonancias que ocurren en los campos terrestres están en el mismo rango de frecuencia que aquellas del corazón humano y el cerebro. A pesar de que los investigadores han puesto la mirada en algunos de las posibles interacciones entre los campos terrestres y humanos y la actividad animal y de las plantas, los científicos han tocado apenas la superficie de aquello que puede ser logrado con algo tan sofisticado como el Sistema de Monitoreo de Coherencia Global.

Un número de descubrimientos importantes ya han salido a la luz. Por ejemplo, los cambios en el campo magnético de la tierra están asociados con los cambios en la actividad del sistema nervioso y cerebral; rendimiento en tareas atléticas, de memoria y otras tareas, sensibilidad en un amplio rango de experimentos de percepción extrasensorial, la síntesis de nutrientes en las plantas y las algas, el número de violaciones de tráfico y accidentes de tránsito reportados, mortalidad debido a ataques al corazón y derrames cerebrales, e incidencia de depresión y suicidio. Es interesante el notar que los cambios en las condiciones geomagnéticas afectan los ritmos del corazón de manera más fuerte que todas las funciones psicológicas estudiadas hasta el momento.

También hay evidencia en algunos casos que las ondas cerebrales humanas pueden sincronizar con el ritmo de las ondas electromagnéticas generadas en la ionosfera de la tierra. Cuando las personas dicen que “sienten” un temblor inminente u otros eventos planetarios, tales como cambios en el clima, es posible que ellos estén reaccionando a los signos físicos actuales que ocurren en el campo terrestre previos al evento.

Si bien no es difícil el concebir que las formas de vida alojadas en los campos magnéticos de la tierra puedan ser afectadas por modulaciones en esos campos, es una proposición de mucho más alcance el sugerir que los campos de la tierra puedan ser influenciados o modulados por las emociones humanas. Sin embargo, los investigadores del Instituto de Coherencia Global teorizan que cuando muchas personas responden a un evento global con un sentimiento emocional común, la respuesta colectiva puede afectar la actividad en el campo de la tierra. En casos donde el evento evoca respuestas negativas, esto se podría considerar como una onda planetaria de estrés, y en casos donde una onda positiva es creada, esto podría crear una onda de coherencia global. Esta perspectiva está apoyada por investigaciones en el Instituto de HeartMath, el cual ha mostrado que las emociones no sólo crean coherencia o incoherencia en nuestros cuerpos, sino que, como ondas de radio, también irradian hacia afuera y son detectadas por los sistemas nerviosos de los otros en nuestro medio ambiente.

Actualmente está claro que nuestros sistemas nerviosos detectan estas ondas electromagnéticas generadas por otros en nuestro medio ambiente, pero también hay evidencia de un efecto global cuando grandes números de personas crean ondas de salida similares. Por ejemplo, investigaciones conducidas por Roger Nelson y su equipo en la Universidad de Princeton para el Proyecto de Conciencia Global (Global Consciousness Project) utilizaron una red a nivel mundial conformada por generadores de números aleatorios. Sus descubrimientos han provisto evidencia convincente de que la conciencia humana y emocional crean o interactúan con un campo global, que afecta la aleatoriedad de estos equipos electrónicos. El mayor cambio en los generadores de números al azar ocurrió durante los ataques al World Trade Center, el 11 de setiembre de 2001. El hecho aún más intrigante fue que los generadores de números aleatorios fueron afectados de manera significativa aproximadamente cuatro a cinco horas antes del ataque, sugiriendo una intuición colectiva a nivel mundial sobre el evento inminente(ver figura 1).
 Figura 1
Gráfico: Evidencia de la intuición colectiva: Datos de los GNA de los sitios ICG alrededor 
del mundo en los ataques del 11/09/2001.

El Sistema de Monitoreo de Coherencia Global medirá directamente el campo magnético del planeta, el cual postulamos debería ser mucho más sensitivo a los efectos de interacciones humanas colectivas basadas en la emoción, que pueden ser detectadas con otros tipos o detectores. Por ejemplo, dos satélites climáticos espaciales de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration o NOAA) que estaban monitoreando el campo geomagnético de la tierra también mostraron un significativo pico al momento del ataque del 11 de Septiembre y dicho pico siguió por varios días más, indicando que la onda de estrés posiblemente ocasionada por la emoción humana masiva creó modulaciones en el campo geomagnético (Ver siguiente gráfico).

Fuente y leer más en: Vamos al Castillo

EL ACEITE DE OLIVA



D
urante un estudio, el doctor Doménico Pelli del Instituto de Investigación y Prevención del Cáncer en Florencia, encontró que las personas que consumían por lo menos 3 cucharadas diarias de aceite de oliva como aderezo para ensaladas, tenían menos posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria.
Expertos estadunidenses hallaron en el aceite de oliva un compuesto que lo denominaron oleocanthal (oleo de aceituna, canth de picor y al de aldehído), que según las investigaciones inhibe la actividad de las enzimas de la ciclooxigenasa (Cox).
El biólogo Gary Beauchamp, del Centro de Estudios Químico Sensoriales Monell de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, señaló para la revista científica Nature, que “algunos de los efectos saludables relacionados con la dieta mediterránea se podrían deber a la acción anti –Cox del oleocanthal encontrados en los aceites de oliva de alta calidad".
El biólogo, junto a un grupo de científicos, aisló el compuesto químico que generaba el picor y comprobó que, igual que la aspirina o el ibuprofeno, es capaz de inhibir la actividad de las enzimas COX-1 y COX-2, en la que se fundamenta la acción de los antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos, según PD/agencias.
La doctora Sánchez Albornoz, especialista en dietética y nutrición de la Clínica Instimed en Madrid, dice que “al ser un producto natural puro, simplemente el zumo de la aceituna está lleno de propiedades muy saludables. El alto contenido de ácido oleico, nos ayuda a reducir el colesterol malo y a prevenir las enfermedades cardiovasculares, por eso es recomendable consumirlo crudo".
"El aceite de oliva, rico en vitaminas A, D, K y especialmente E, con su poder antioxidante mejora la calidad del organismo y previene el envejecimiento”,  agrega Sánchez Albornoz.
Aún se requieren más estudios para demostrar la propiedad anti cancerígena del aceite de oliva, pero los científicos ya están realizando éstos estudios. Incluso expertos españoles ya demostraron que el ácido oleico es un activo muy importante al frenar la actividad de un gen implicado en un 20% en los tumores de mama más peligrosos.
En España, donde el aceite de oliva es uno de los alimentos base en la dieta, los cánceres de mama y colon son un 28% y un 42% menos frecuente respecto a la media de la Unión Europea.
Según el doctor Edward Group, del Global Healing Center, el aceite de oliva siempre ha sido muy bien reconocido. Para la gente del mediterráneo tiene muchas propiedades medicinales e incluso mágicas.
El olivo, considerado un símbolo de paz y gloria, puede traer los siguientes beneficios para la salud:
*Sobre el aparato circulatorio, previene la obstrucción de las arterias.
*Mejora el funcionamiento del aparato digestivo.
*Alivia síntomas de gastritis y úlceras.
*Baja la formación de cálculos biliares.
*Balancea las grasas en el cuerpo.