MITOS SOBRE LA MEDITACIÓN


5 Falsos Mitos sobre la Meditación

1. "La meditación es sólo para quienes siguen un camino espiritual"

Afortunadamente para los demás, no es así. Es cierto que las distintas tradiciones espirituales se han valido de diversas técnicas de meditación y contemplación para alcanzar fines espirituales, pero no tienen la exclusividad. De hecho, millones de personas en el mundo meditan sin pertenecer a ninguna religión. Para meditar sólo hay que tener ganas de estar mejor, más tranquilo y sereno, más presente en las actividades cotidianas; y tal vez conocerse un poquito más. Todo el mundo puede beneficiarse de esta poderosa herramienta, y de hecho quienes más lo necesitan no son aquellos que están retirados del mundo, sino precisamente los que estamos totalmente inmersos en él, con altos niveles de estrés y descentramiento producidos por una acumulación y encadenamiento de tareas y quehaceres, compromisos y obligaciones; y dirigiendo la orquesta una mente charlatana y egocéntrica que o bien no nos deja concentrarnos con su parloteo incesante o no nos permite descansar.

2."Meditar requiere mucho tiempo"

Mucha gente cree que para meditar hay que sentarse durante mucho tiempo, una hora al menos, y que si no es así no logrará ningún beneficio, ni siquiera estará "meditando". Apenas 15 o 20 minutos de nuestro tiempo es suficiente para tener una práctica adecuada, y otra cosa importante es que desde el principio nuestro cuerpo y nuestra mente se beneficiarán de esta deliciosa práctica. Puedes finar un momento del día para meditar, o puedes aprovechar huecos muertos, tiempos de espera. Meditar no requiere mucho tiempo, pero sí constancia y compromiso con uno mismo. Si no puedes hacerlo a diario, medita al menos 3 o 4 días en semana. Eso siempre será mucho mejor que nada.

3. "Para meditar haya que permanecer inmóvil en la postura del loto"

Para hacer una meditación formal, sí es conveniente estar sentado y con la espalda recta, pero no necesariamente tiene que ser en loto, cada uno deberá encontrar la postura en la que se encuentre más cómodo, incluso puedes sentarte en un taburete o una silla, siempre manteniendo la espalda erguida. Aquellas personas enfermas o convalecientes que tienen que estar en cama, también pueden meditar así. Además hay otros tipos de meditación en movimiento o meditaciones activas, se puede meditar caminando, bailando, cocinando, pintando, haciendo el amor. Cualquier acto, puede ser un acto meditativo, se trata de cultivar la actitud adecuada de silencio y observación atenta.

4. "Meditar es reflexionar sobre un asunto o problema concreto"

Aunque este sea aproximadamente el significado que podemos encontrar en el diccionario, no lo es en el sentido de la práctica a la que nos referimos. Cuando meditamos tratamos de observar los pensamientos sin dejarnos arrastrar por ellos. Sería algo así como ver una película, la ves pero no estás dentro.

5. "Meditar es dejar la mente en blanco"

Tampoco se trata de eso, ni de parar los pensamientos. Pero sí de ralentizar su ritmo, y lo que es más importante, ser consciente de que los pensamientos están ahí, que vienen y van, observarlos, y dejar que se vayan. Si tratas de no pensar, te vas a sentir muy frustrado, porque es, yo diría que imposible. Sin embargo, siéntate en silencio, y observa tu respiración como si fuese lo más importante del mundo, el futuro no existe, y el pasado tampoco, sólo importa tu respiración, es lo que te mantiene vivo, de modo que atiéndela y siente el aire entrando y saliendo de tu cuerpo.

Aparecerán pensamientos, muchos, pero si no les haces mucho caso, si no te dejas llevar por ellos y vuelves a la respiración, los pensamientos perderán peso e importancia y terminarán yéndose. Vendrán otros, y la mecánica será la misma. Trata de regresar la atención a la respiración, al presente, al famoso aquí y ahora.
Eso es meditar. Desde el minuto 1 en que te sientas a meditar estás meditando.

Fuente: El País (26/12/13)

CHI KUNG (Qi Gong), un espacio para la vida



El universo y el cuerpo tienen energías que comparten. Para muchos es un tema lejano o difícil de entender. Pero en China los médicos y muchas personas del común son conscientes de este proceso, razón por la cual han desarrollado técnicas para buscar ese equilibrio. Con el mismo principio, hace más de 3.000 años, las dinastías Han del Este y Han del Oeste fueron precursoras de la llamada medicina tradicional china.

Una de sus técnicas de desarrollo es el qi gong, un tipo de gimnasia energética que busca la reconciliación con el ser mismo. Qi significa energía, y gong, disciplina. Según el médico Javier Buitrago, especialista en el tema, “el cuerpo está compuesto por varias clases de energía y éstas recorren todos los órganos por medio de canales y meridianos. Cuando éstos se bloquean aparecen las enfermedades físicas, emocionales y mentales”.

Para enfrentar estos desequilibrios, el qi gong aporta la práctica de ejercicios lentos y el control de la respiración, acompañados de meditación, para fortalecer el espíritu y permitir plena conciencia en las actividades que se realizan. El qi gong busca las razones de cada enfermedad. “No sólo existe la afección física, detrás de cada alteración hay un sentimiento que también se debe tratar. Ese es el éxito de esta técnica”, recalca el médico Javier Buitrago.

Esta práctica se desarrolla en Colombia desde hace 30 años. En un principio en parques y casas, y después se acuñó como fórmula para combatir el estrés. Hoy sigue cobrando fuerza entre decenas de personas que han comprobado su eficacia. La idea es manejar las emociones controlando la respiración y meditando para que las personas tengan claridad a la hora de las decisiones o en el momento de afrontar calamidades.

El qi gong hace que el paciente tenga otra perspectiva de la enfermedad y empiece a sanarse. Existen diversas técnicas: la que trabaja con sonidos y movimientos, y la que experimenta con la naturaleza y las cualidades de los animales. El coraje y la robustez del tigre, la serenidad y el porte del siervo, la firmeza y la solidez del oso o la elegancia y la velocidad de las aves. Con estos movimientos característicos de cada animal se fortalece el cuerpo humano.

Hoy su práctica aumenta entre los jóvenes. Héctor José Pinzón, por ejemplo, tiene 23 años y así resume sus efectos: “Desde hace seis meses he aprendido a manejar mi energía y a estar en paz. Además soy músico y ahora soy más creativo. La experiencia me ha llenado de paz”. La idea es que las personas “se vuelvan más amorosas y agradecidas, porque la disciplina y el amor pueden curar enfermedades”, concluye el médico Buitrago.

Fuente: Odisea Chi 

¿CÓMO ESTÁS?

Eckhart Tolle.

"¿Cómo estás?" "Muy bien, no podría estar mejor". ¿Falso o verdadero?

En muchos casos, la felicidad es un papel que representamos mientras que detrás de la fachada feliz hay una gran cantidad de sufrimiento. La depresión, las crisis y las reacciones exageradas son comunes cuando la infelicidad se oculta detrás de un rostro sonriente y unos dientes blancos, cuando nos obstinamos en no reconocer esa enorme infelicidad.

"Estoy bien" es un papel que el ego suele representar más en los Estados Unidos que en otros países en donde ser y parecer desgraciado es casi la norma y, por consiguiente, más aceptable socialmente. Quizás exagere, pero me dicen que en la capital de uno de los países nórdicos puede uno correr el riesgo de ir a la cárcel acusado de ebriedad por el simple hecho de sonreírles a los desconocidos en la calle.

Si nos sentimos infelices, lo primero que debemos reconocer es esa infelicidad que llevamos dentro. Pero no es cuestión de decir, "Soy infeliz", porque la infelicidad no tiene nada que ver con nuestra esencia. Debemos decir, "Hay infelicidad en mi", y luego proceder a investigarla. Es probable que una situación determinada que estemos viviendo tenga relación con la infelicidad. Quizás sea necesario tomar medidas para modificar la situación o apartarse de ella. Si no hay nada qué hacer, es preciso enfrentar la situación y decir, "Bueno, así son las cosas en este momento. Puedo aceptarlas o sentirme desgraciado".

Nunca es la situación la causa principal de la infelicidad, sino lo que pensamos de ella. Debemos tomar conciencia de nuestros pensamientos y separarlos de la situación, la cual siempre es normal y siempre es como es. Por un lado está la situación o el hecho, y por el otro está lo que pensamos sobre ellos. En lugar de inventar historias, debemos atenernos a los hechos. Un ejemplo de una historia es "Estoy arruinado", la cual limita y nos impide tomar medidas eficaces. "Me quedan cincuenta centavos en mi cuenta del banco" es un hecho. Adquirimos poder cuando enfrentamos los hechos. Debemos reconocer que las emociones que sentimos se derivan en gran medida de las cosas que pensamos. Debemos ver la conexión entre los pensamientos y las emociones.

En lugar de ser pensamiento y emoción, 
debemos ser la conciencia que los observa.

No debemos buscar la felicidad puesto que no la encontraremos. La búsqueda es la antítesis de la felicidad. La felicidad es evasiva, mientras que podemos liberarnos ya mismo de nuestra infelicidad enfrentándola como es, en lugar de inventar historias sobre ella. La infelicidad opaca nuestro estado natural de bienestar y paz interior, fuentes reales de la verdadera felicidad.

Eckhart Tolle.
Una Nueva Tierra.

EL DESAPEGO. Deepak Chopra


El desapego implica “vivir el momento presente” vivir en el aquí y en el ahora.

Permitimos que en la vida las cosas se den por sí solas en lugar de forzarlas y tratar de controlarlas.

Renunciamos a los remordimientos por el pasado y a los miedos por el futuro.

Sacamos el mayor provecho a cada día.

El desapego nos da la libertad de disfrutar de las relaciones o de las cosas que poseemos en la vida.

El desapego también implica aceptar la realidad, los hechos.

Requiere fe en nosotros mismos, en Dios, en otras personas, en el orden natural y en el destino de las cosas en este mundo.

Desapegarse a las cosas o relaciones no se trata de ser frío o desinteresado o señal de desamor, más bien es no tener miedo a perder sea lo que sea a lo que estamos apegados.

Las recompensas que el desapego nos brinda son muchas: serenidad, una profunda sensación de paz interior, la capacidad de dar y recibir amor de una manera que nos enaltece y nos llena de energía, y la libertad para encontrar soluciones reales a nuestros problemas.

Encontramos la libertad para vivir nuestra propia vida sin sentimientos excesivos de culpa o responsabilidad hacia los demás.

En ocasiones el desapego llega a motivar y a liberar a la gente que se encuentra a nuestro alrededor para empezar a solucionar sus problemas.

Amar libremente a tu pareja promueve la entrega de afecto sin opresión.
El desapego es sostener nuestra libertad, permitiendo, también, ser libres a quienes amamos.

El desapego no es abandono, por el contrario, es un acto de amor incondicional.

Quien ama verdaderamente, deja libre al otro.

El desapego se basa en las premisas de que cada persona es responsable de sí misma, en que no podemos resolver problemas que no nos corresponde solucionar, y que preocuparnos no nos sirve de nada.
Adoptamos una política de no meter las manos en las responsabilidades de otras personas y en vez de ello, de atender a las nuestras.

El desapego a las cosas materiales nos permite disfrutarlas y atraerlas más a nuestras vidas.

El desapego no significa abandonar todo, no trabajar más o no desear nada material, no, desapego significa no DEPENDER de nada de lo que poseemos o de ninguna persona con la cual tengamos un vínculo afectivo.

Es lograr la autonomía, de ser felices aun sino poseemos o encontramos alguna cosa o una persona en específico.

Muchas veces nos centramos y vemos las cosas sólo con la mirada calculadora y nos fijamos en las posesiones materiales o personales que tenemos, esto es apego a las cosas materiales.
Vivir de esta forma es vivir esclavizado, es vivir con temor.
Aprender en la vida el desapego nos permitirá trascender hacia un plano espiritual más elevado. No es algo fácil y dependerá de cada persona el lograr desatarse y cortar esos lazos que no le permiten crecer.

“Esta ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella” .

Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo.
No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado.
Es grande el poder que se deriva de esto.
Tan pronto como renunciamos al interés por el resultado, combinando al mismo tiempo la intención concentrada y el desapego, conseguimos lo que deseamos.

“Podemos conseguir cualquier cosa que deseemos a través del desapego, porque éste se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo”.

SER FELIZ, lo único que merece la pena.


Un hombre murió. Al darse cuenta, vio que se acercaba Dios y que llevaba una maleta consigo. 
Dios le dijo:
- Bien, hijo, es hora de irnos.

El hombre asombrado preguntó:
- ¿Ya? ¿Tan pronto? Tenía muchos planes...
- Lo siento, pero es el momento de tu partida.
- ¿Que traes en la maleta? - preguntó el hombre.
Y Dios le respondió:
- ¡¡¡Tus pertenencias!!!
- ¿Mis pertenencias? ¿Traes mis cosas, mi ropa, mi dinero?
Dios le respondió:
- Eso nunca te perteneció, eran de la tierra.

- ¿Traes mis recuerdos?
- Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo.

- ¿Traes mis talentos?
- Esos no te pertenecieron, eran de las circunstancias.

- ¿Traes a mis amigos, a mis familiares?
- Lo siento, ellos nunca te pertenecieron, eran del camino.

- ¿Traes a mi mujer y a mis hijos?
- Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón.

- ¿Traes mi cuerpo?
- Nunca te perteneció, ese era del polvo.

- Entonces, ¿traes mi alma?
-¡No! Esa es mía.

Entonces, el hombre, lleno de miedo, le arrebató a Dios la maleta y, al abrirla, se dio cuenta que estaba vacía... Con una lágrima de desamparo brotando de sus ojos, el hombre dijo:
- ¿Nunca tuve nada?

- Así es, cada uno de los momentos que viviste fueron sólo tuyos. La vida es solo un momento... ¡¡¡Un momento sólo tuyo!!! 
Por eso, mientras estés a tiempo disfrútalo en su totalidad. Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga.
¡Las cosas materiales, y todo lo demás por lo que luchaste, se quedan aquí­! ¡NO TE LLEVAS NADA!
¡Vive el ahora! ¡¡¡Vive tu vida!!! 
¡Y no te olvides de SER FELIZ, es lo único que realmente vale la pena!

(autor desconocido)





SOLSTICIO DE INVIERNO






Hoy, sábado 21 de diciembre a las 18:11, comienza el invierno que se prolongará, durante 88 días y 23 horas, hasta la llegada del equinoccio de primavera.


Cosas que ocurren durante el solsticio de invierno


El solsticio de invierno es el día más corto del año. Esto es así porque se trata del momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol, y por ello recibe menos luz.

Este momento era considerado por muchas culturas como inicio del año, y ese es el motivo de las celebraciones.


LOS CELTAS


En la cultura celta, la festividad del solsticio de invierno recibía el nombre de Yule. El Yule designa el momento en que la rueda del año está en su momento más bajo, preparada para subir de nuevo.

En Escandinavia existía la tradición de celebrar el Yule con bailes y fiestas. También se sacrificaba un cerdo en honor de Frey, dios del amor y la fertilidad, que según la creencia controlaba el tiempo y la lluvia.

Durante la festividad de Yule era tradicional quemar el tronco de Yule, un largo tronco de árbol que iba ardiendo lentamente durante toda la temporada de celebraciones, en honor del nacimiento del nuevo sol. De esa tradición proceden los pasteles en forma de tronco (troncos de chocolate) que hoy en día se comen en Navidades.


El culto a los árboles

Los antiguos celtas creían que el árbol representaba un poder, y que ese poder protegía y ayudaba al árbol. Los bosques sagrados servían como templo a los germanos.

Para los galos, la encina era un árbol sagrado sobre el que los druidas, sacerdotes celtas guardianes de las tradiciones, recogían el muérdago siguiendo un rito sagrado.

Esta tradición, heredada a través de los siglos, sirvió de inspiración para el actual árbol de Navidad.



ROMA

En la antigua Roma, en diciembre se celebraba la Saturnalia, en honor al reinado del dios Saturno sobre Roma en la Edad de Oro. En esa edad, la tierra en Roma producía abundantemente y no había guerras ni discordia.

Durante la Saturnalia se celebraban fiestas durante una semana entera, con comilonas y abundante bebida. A lo largo de esa semana se invertía el orden social: los amos servían a los esclavos, los esclavos se convertían en amos y desempeñaban altos cargos del estado.

Era tradicional intercambiarse regalos hechos en plata, aunque casi cualquier cosa podía servir de regalo para la ocasión.

La fiesta también era una celebración del fin de las tinieblas y el comienzo de un nuevo año. Aquí puedes ver un fragmento de las palabras que la sacerdotisa pronunciaba para el rito de la Saturnalia:
"Esta es la noche del solsticio, la noche más larga del año. Ahora las tinieblas triunfan y aún así todavía queda un poco de luz. La respiración de la naturaleza está suspendida, todo espera, todo duerme. El Rey Oscuro vive en cada pequeña luz. Nosotros esperamos al alba cuando la Gran Madre dará nuevamente a luz al sol, con la promesa de una nueva primavera. Así es el movimiento eterno, donde el tiempo nunca se detiene, en un círculo que lo envuelve todo. Giramos la rueda para sujetar la luz. Llamamos al sol del vientre de la noche. Así sea."
Finalmente, a lo largo de la Edad Media, esa fiesta se fue alargando en el tiempo hasta convertirse en lo que hoy en día conocemos como Carnavales.

Fuente: TELEINFORMACION


GLANDULA TIMO, ENERGIA VITAL

Situado en el centro del pecho, detrás del esternón, el hueso donde la gente toca cuando dice ‘yo , queda una pequeña glándula llamada TIMO. Su nombre en griego, ‘thýmos’, significa energía vital.

Porque el timo sigue siendo un ilustre desconocido. Un ilustre e importante desconocido de él sabemos que su función es primordial para el sistema inmune o de defensas y que sus células están emparentadas con las del corazón.

Nuestro sistema inmunológico es un sofisticado sistema diseñado para proteger nuestro organismo del ataque de virus, bacterias, hongos y células malignas.

Posee un monitoreo constante de nuestro cuerpo y allí dónde detecta alguna anormalidad, lanza los glóbulos blancos para restituir el tejido normal.
Y lo hace con una eficiencia notable.
Toda la especie humana debe su supervivencia a este maravilloso sistema que nos protegió mucho antes de que existieran antibióticos, medicamentos, medidas higiénicas, etc.

Sin embargo, como todo sistema de nuestro cuerpo también puede estar sometido a desequilibrios. De tal forma que cuando funciona con menor capacidad de la normal aparecen las enfermedades.

Esto también abre las puertas a la invasión de todo tipo de microorganismos que aprovechan estas brechas para su ingreso.
Otro tipo de enfermedades de nuestro sistema inmunológico son las autoinmunes, que son aquellas dónde nuestro “ejército interno” se enloquece y termina atacando a tejidos normales de nuestro cuerpo. 

Algunas enfermedades autoinmunes son la esclerosis múltiple, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el lupus, etc.

En este caso existe un lazo detectado entre el aumento del estrés y los picos de ataque de estas enfermedades.

El “general” que dirige este sistema defensivo es la glándula Timo, que se encuentra en el centro de nuestro pecho.

Desde allí comanda todas las “operaciones” de defensa. Numerosas investigaciones han demostrado que esta glándula está fuertemente influida por los estados emocionales.

Una intensa carga emocional negativa puede hacer que disminuya su capacidad hasta en un 50%. Por eso es que después de grandes disgustos es más probable que se desarrollen enfermedades en nuestro cuerpo.

El crece cuando estamos alegres y encoge cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos.

Esa característica confundió durante mucho tiempo a muchos, que a través de las autopsias y siempre lo encontraba achicado y encogido. 

Se suponía que se atrofiaba y dejaba de trabajar en la adolescencia, tanto es que durante décadas muchos médicos bombardeaban timos perfectamente saludables con altas dosis de rayos X, creyendo que su ‘tamaño anormal’ podría causar problemas.

Más tarde la ciencia demostró que, así mismo aunque encogiéndose después de la infancia, él sigue siendo activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y está directamente relacionado con los sentidos, la conciencia y el lenguaje. 

Como una central de teléfonos por donde pasan todas las llamadas, hace conexiones tanto hacia afuera como hacia adentro. Si somos invadidos por microbios o toxinas, reacciona inmediatamente produciendo células de defensa.

Pero también es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos, palabras y pensamientos. El Amor y el odio le afectan profundamente.

Los Pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias, entonces el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido “solo pensamientos” y abre espacios; entonces el sistema inmune se debilita y las infecciones sobrevienen. En compensación, pensamientos positivos consiguen activar todos sus “poderes”, recordando que la fe remueve montañas.

ACTIVAR LA GLÁNDULA TIMO

Resulta que, si Usted quiere, puede ejercitar el timo para aumentar su producción de bienestar y felicidad, ganar en fuerza y salud. Por la mañana, al levantarse, o en la noche antes de acostarse:

a) – De pie, las rodillas ligeramente dobladas, (la distancia entre los pies debe ser la misma de los hombros). Ponga el peso del cuerpo sobre los dedos y no sobre el talón y mantenga toda la musculatura bien relajada.

b) – Cierre una de sus manos y comience a dar golpecitos continuados con los nudillos de los dedos en el centro del pecho, marcando el ritmo así: una fuerte y dos débiles. Siga haciéndolo entre 3 y 5 minutos, respirando tranquilamente, mientras observa la vibración producida en toda la región toráxica con 20 toques por la mañana y 20 toques por la noche es suficiente.

Desde muy antiguo los sabios de Oriente estaban conscientes de esta relación entre Timo y Salud, por lo tanto diseñaron numerosos ejercicios para fortalecerlo. Uno de los más efectivos es el ejercicio de El Sol en el Pecho.

"El sol en el pecho":

Preparación:
- Póngase cómodo. Busque su lugar tranquilo y aireado. 
- Masajee suavemente el centro de su pecho. Visualice que allí hay un capullo de una flor que se va abriendo despacio a medida que recibe su cálido masaje. 
- Con el puño flojo golpee amablemente el centro del pecho. Siga visualizando la flor que se abre. 

Ejercicio:
- Extienda sus brazos hacia adelante, palma frente a palma. 
- Cierre los puños. Esa va a ser la posición de partida. 
- Inhale por la nariz en forma lenta y profunda, al mismo tiempo traiga sus codos bien hacia atrás, bien pegados al cuerpo. Intente que sus omóplatos se acercan lo máximo posible y que el pecho se abra bien. 
- Retenga el aire. Visualice entonces un sol brillante y poderoso en el centro de su pecho. Sienta su calor y poder de vida. 
-Cuando llegue al límite de la retención, exhale por la boca entreabierta, mientras lleva sus brazos a la posición de partida. 
(Repita la técnica de 5 a 15 minutos)

Si ya tiene problemas en su sistema inmunológico conviene hacerla varias veces al día, todos los días hasta alcanzar mejoría evidente... 

Fuente: Eter Reiki


"Todos estamos destinados a brillar"

Nelson Madela.


"Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. 
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin medida. 

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? 
Eres Divino. Tu pequeñez no le sirve al mundo. 

No hay nada iluminado en encogerse para que otras personas no se sientan inseguros a tu alrededor. 

Todos estamos destinados a brillar, como hacen los niños. 

Nacimos para manifestar la Gloria de Dios que está dentro de nosotros. No es sólo en algunos de nosotros, está en todo el mundo. Y cuando permitimos que nuestra luz brille, inconscientemente damos permiso a otros para hacer lo mismo. 

A medida que nos liberamos de nuestro propio miedo nuestra presencia automáticamente libera a otros"





ALIMENTOS PARA LIMPIAR Y DESINTOXICAR EL ORGANISMO


En China, tradicionalmente, se considera que la comida tiene propiedades medicinales.

Estos 20 Alimentos ayudan a limpiar y desintoxicar el organismo. Estimulan el movimiento intestinal combatiendo el estreñimiento.


Batata (papas)
Con sus fibras ayudan a la digestión y puede facilitar el movimiento intestinal, la mejor forma de comerla es hornearla sin pelar.

Judías verdes (frijoles)
Ayudan a eliminar toxinas, son diuréticos, y sacian la sed. La sopa verde en grano también puede ayudar a reducir la hinchazón. No los cocine demasiado tiempo, de lo contrario, los nutrientes serán destruidos y reducirán sus beneficios.

Avena
La avena puede relajar los intestinos, estimular el movimiento intestinal y desintoxicar al cuerpo. Está bien cocinar la avena al vapor y luego licuarla para hacer una bebida líquida. También puede agregar otros ingredientes a la mezcla, como una manzana o uvas pasas, que también son nutritivas y ayudan a la digestión.

Cebada
La cebada es ideal para la desintoxicación, y como auxiliar de belleza, puede mejorar la circulación sanguínea, es diurética y reduce la inflamación causada por edema. Puede hervirla y comerla cocinada, una manera natural para blanquear su piel es hervirla, añadir un poco de azúcar, y aplicarla externamente.

Es un ingrediente muy conocido en la cocina china, la raíz de loto puede purificar la sangre y actúa como diurético, se puede servir caliente o fría. Puede diluirla y añadir un poco de miel, o se puede calentar a fuego lento y luego agregar un poco de edulcorante y beberla mientras está todavía caliente.

Mijo
Puesto que no contiene aditivos, el mijo no irrita el tracto intestinal. Es suave y fácil de digerir, lo que lo hace adecuado para combinar con otros alimentos desintoxicantes. Las gachas de mijo es muy bueno para desintoxicar y como diurético.

Arroz integral
El arroz integral sin moler es rico en fibra, puede absorber el agua y la grasa, y le dará una sensación de saciedad, también puede estabilizar el sistema digestivo. Una buena manera de mantenerse desintoxicado es tomar un pocillo de gachas de arroz integral todas las mañanas.

Frijoles rojos
Estos granos pueden estimular el movimiento intestinal, ayuda a combatir el estreñimiento, y actúa como diurético. Puede poner los frijoles rojos para guiso en un fogón eléctrico o cazuela de barro antes de ir a la cama, y luego beber el líquido en la mañana siguiente para ayudar a la desintoxicación.

Zanahorias
Las zanahorias ayudan a tratar el estreñimiento y también son ricas en beta-caroteno, que puede neutralizar las toxinas. Las zanahorias frescas son las mejores para limpiar toxinas, los intestinos y afecciones intestinales. Puede diluirlas y añadir miel y jugo de limón; es refrescante y bueno para la desintoxicación.

Ñame chino
Estos tubérculos pueden regular el sistema digestivo, reducen la grasa subcutánea, y ayudan al sistema inmunológico, funcionan mejor cuando se sirven crudos. Puede cortar un ñame chino pelado en trozos pequeños y combinarlo con piña, agregue agua y licúelos, esto es bueno para la actividad digestiva y regulación intestinal.

Bardana o lampazo
Originaria de Europa y Asia del Norte, la planta de bardana tiene pequeñas flores de color púrpura y hojas grandes y difusas que son blanquecinas por debajo. Puede mejorar la circulación sanguínea, el metabolismo y regularizar la función intestinal.
La fibra suaviza la materia fecal, lo cual es bueno para la desintoxicación y el tratamiento del estreñimiento. Puede hacer té de bardana y beberlo en cualquier momento. El uso de la bardana es seguro de usar por largo tiempo.

Espárragos
Los espárragos contienen varios nutrientes, incluyendo asparraguina y potasio, que actúa como diurético para eliminar el exceso de agua en el cuerpo. Las puntas de los espárragos son ricas en vitamina A. Es bueno dejar las puntas un poco en la superficie del agua cuando se cocina para preservar los nutrientes al máximo.

Cebolla
La cebolla puede estimular el movimiento intestinal y favorecer la digestión. Es rica en azufre que al combinarla con proteína, es especialmente buena para el hígado, dando lugar a una buena desintoxicación.
Prepare una taza de cebolla en sopa de verduras y añada algunos vegetales ricos en fibra como el brócoli, zanahorias y apio. La sopa puede descomponer las toxinas acumuladas y ayudan a su eliminación.

Rábanos
Los rábanos son muy buenos diuréticos, la fibra que contiene puede relajar los intestinos y ayuda a perder peso, son buenos para desintoxicar cuando se sirven crudos. Puede también licuarlos o encurtirlos.

Crisantemo
Es rico en vitamina A, protege al hígado y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Puede hacer un té hirviendo con flores de crisantemo y añadir un poco de edulcorante, también es bueno en un jugo hecho con tomate, zanahoria, pomelo, manzana y frutas secas.

Hojas de camote
El camote permite tener una sensación de saciedad, también puede estimular el movimiento intestinal y evitar el estreñimiento. Lave las hojas de batata y guíselas en agua hirviendo, cuando estén completamente cocinadas, mézclelas con ajo picado y agregue un poco de sal y aceite.

Hojas de rábano
Estas hojas contienen vitaminas y fibra que pueden estimular el apetito y ayudar al estreñimiento. Limpie y escurra las hojas de rábano, puede mezclarlas con un poco de miel, su consumo regular es bueno para la desintoxicación y el mantenimiento de la salud.

Escina de Sichuan
La escina de Sichuan es un extracto de castaña que puede reducir el azúcar en la sangre y tratar el estreñimiento habitual. Puede mezclar la escina de Sichuan con tomate, brotes de alfalfa, pimiento amarillo, kiwi, frutos secos, y un poco de jugo de fruta pasión o vinagre de sidra de manzana, mézclelos y disfrútelo como bebida.

Yogur
El yogur tiene ácido láctico, y actúa contra el estreñimiento y estabiliza al estómago, también puede ayudar a eliminar toxinas acumuladas en el tracto intestinal, también puede dar una sensación de saciedad. Es bueno tomar yogur en ayunas.

Vinagre
El vinagre es bueno para el metabolismo y para desechar materias ácidos del cuerpo, también puede actuar como diurético y relajar los intestinos. Beba un poco de vinagre diluido después del desayuno y cena, todos los días.



TU YA ERES FELICIDAD

Anthony de Mello


Despertarse es la única experiencia que vale la pena. Abrir bien los ojos para ver que la infelicidad no viene de la realidad, sino de los deseos y de las ideas equivocadas. Para ser feliz no has de hacer nada, ni conseguir nada, sino deshacerte de falsas ideas, ilusiones y fantasías que no te dejan ver la realidad. Eso sólo se consigue manteniéndote despierto y llamando a las cosas por su nombre.

Tú ya eres felicidad, eres la felicidad y el amor, pero no lo ves porque estás dormido. Te escondes detrás de las fantasías, de las ilusiones y también de las miserias de las que te avergüenzas. Nos han programado para ser felices o infelices (según aprieten el botón de la alabanza o de la crítica), y esto es lo que te tiene confundido. Has de darte cuenta de esto, salir de la programación y llamar a cada cosa por su nombre.

Si te empeñas en no despertar, nada se puede hacer. "No te puedes empeñar en hacer cantar a un cerdo, pues perderás tu tiempo y el cerdo se irritará." Ya sabes que no hay peor sordo que el que no quiere oír. Si no quieres oír para despertar, seguirás programado, y la gente dormida y programada es la más fácil de controlar por la sociedad.

Dentro de mí suena una melodía cuando llega mi amigo, y es mi melodía la que me hace feliz; y cuando mi amigo se va me quedo lleno de su música…

De "Autoliberación Interior"(Anthony de Mello)

LA SONRISA INTERIOR




Sonreírse a sí mismo es como dejarse acariciar por el amor, y el amor puede curar y rejuvenecer.





La Sonrisa Interior es una verdadera sonrisa dirigida a todas las partes del cuerpo, incluyendo los órganos, glándulas y músculos, así como el sistema nervioso.
Una auténtica sonrisa transmite energía afectuosa, que tiene el poder de animar y curar. Sólo hay que recordar alguna ocasión en que nos hemos sentido preocupados o enfermos y alguien, quizá un extraño, nos ha dedicado una sonrisa amplia: súbitamente nos hemos sentido mejor.

En la antigua China, los Maestros taoístas ya conocían el poder de la energía de la sonrisa. Practicaban la Sonrisa Interior, para mover la energía chi y producir un alto nivel de ésta y obtenían como resultado salud, felicidad y longevidad. Sonreírse a sí mismo es como dejarse acariciar por el amor, y el amor puede curar y rejuvenecer. La Sonrisa Interior dirige la energía de la sonrisa a los órganos y glándulas fundamentales para la vida. 

Irónicamente, aunque prestamos mucha atención a la apariencia externa, pocos somos conscientes del aspecto de los órganos internos, de su localización o de sus funciones. Es más, somos insensibles a los sutiles avisos que nos envían cuando los maltratamos con dietas inadecuadas y con formas de vida poco saludables. Somos como un jefe que nunca prestara atención a sus empleados y que se enfadara cuando algo sale mal. Si nos familiarizamos con los órganos y glándulas, apreciamos lo que hacen y aprendemos a descifrar sus mensajes.


MEDITACIÓN DE  LA SONRISA INTERIOR 

Entorna o cierra tus ojos y lleva tu atención a tus respiración. Haz tres respiraciones profundas, por la nariz, y continua respirando lenta y profundamente durante la meditación.

Imagina una estrella sobre tú cabeza, unos 5 cm por encima. Siente su energía bañando cada parte de tu cuerpo. 

Sonríe e imagina enfrente de ti una sonrisa (puedes ser tu mismo sonriendo o alguien querido con una gran sonrisa, o una bola de luz radiante) sonriendo a cada parte de tu cuerpo. 

Respira conscientemente, deja que el sentimiento de la sonrisa interior relaje tu cara, ojos, tu entrecejo, la frente, nariz, boca, y vas bajando hacia la garganta. Sonríele a todo tu cuerpo y siente como se relaja. 

  • *Sonríe al corazón y que el te devuelva la sonrisa. Para ello sitúa las manos sobre este chakra. Al sonreír al corazón consigues que el odio se transmute. Siente compasión y perdón, por nosotros mismos y haci­a los demás. Visualiza un color rojo brillante que te cargue de amor, felicidad y alegría. Respira y sonríe. Siente tu corazón expandirse, e irradiar amor desde el corazón a los pulmones. 

  • *Sonríe a tus pulmones. Sitúa las manos sobre el pecho, para conectar con los pulmones, combina la energía de la sonrisa con el color blanco perlado, y mantente de 1 a 2 minutos sonriendo. Reconoce tus tristezas, la depresión y los sentimientos de nostalgia que te impiden estar alegre y optimista. ¿Qué hay ahí? ¿Qué hace que te entristezcas? Y contrarresta SONRIENDO, para cambiar esa energía. 

  • *Sonríe a tu Hígado. Permite que esa misma energía baje por tu lado derecho justo debajo de tus costillas: Pon las manos en la zona del hígado y la vesícula biliar. Sonríe a la ira, a los enfados, a las frustraciones, a los celos… ¿Desde cuando te sientes así? Visualiza el color verde, que te llena de amabilidad y generosidad. Permanece de 1-2 minutos sonriéndole. 

  • *Sonríe a tus Riñones. Coloca las manos en la zona de los riñones, a ambos lados de la columna vertebral, a la altura de las vertebras lumbares. Sonríe a los riñones, siente tus miedos, tu carga genética. Los temores paralizan, bloquean deseos y acciones, e impiden avanzar con seguridad hacia el camino que anhelamos. Visualiza el color azul oscuro brillante y siente quietud, tranquilidad y paz. 

  • *Sonríe a tu Bazo y a todo tu aparato digestivo. Permite esa energía dirigirse hacia la izquierda y pon las manos en la zona del bazo y el páncreas y un poco más atrás hacia el estomago. Sonríe a tus preocupaciones, a las obsesiones. ¿Por qué no te permites estar tranquilo? Continúa sonriendo… Visualiza el color amarillo, sintiendo equilibrio y paz interior. Mantén la atención sonriendo a cada uno de los órganos. 


Ahora, poco a poco, baja conectando con tu ombligo y centro. Lleva tu atención al bajo abdomen y se consciente de tu respiración, sintiendo como la parte baja de tu espalda se llena con tu respiración. Exhala y permite a tu abdomen relajar la espalda y toda tu espina dorsal. Manteniendo tu respiración lenta y suave. 
Sonríe a la columna vertebral, a todos los huesos del cuerpo, a los genitales, a tus órganos reproductores, sonríe porque eres hombre o mujer. Sonríe a todas tus células trabajando en armonía y repite: “Todas las células de mi cuerpo están relajadas, felices y sonrientes”

Si algún órgano sufre de algo, continua la visualización sonriendo e imagina al órgano en perfecto estado, saludable y funcional. Si necesitas más tiempo en uno u otro órgano mantente ahí hasta que sientas que es suficiente. 

Este recorrido te llevará entre 10 y 15 minutos, trata de concentrarte en la sonrisa todo el tiempo, no sueltes la bola de luz, no sueltes la sonrisa por fuera y por dentro verás que sanadora es. Podrás acceder a esta energía a cualquier hora sabiendo que esta a tu disposición. Es increíble ver cómo la capacidad de sonreír puede cambiar la actitud de algún órgano débil.

Prueba a hacerla a diario durante 3 semanas y verás la diferencia en tu energía… Incluso es probable que las personas a tu alrededor te noten cambiado: tu expresión se suavizara, tu andar, tus palabras…

- Mantak Chia -

DAR Y RECIBIR

Jennifer Hoffman

Últimamente se ha destacado un conflicto principal que percibo, y es: los desequilibrios de los flujos de energía en las relaciones, a los que conocemos como dar y recibir. Eso es lo que todo el mundo hace en una relación: dar a los demás y recibir.

Pero eso no es lo que sucede siempre. A veces alguien da más y otra persona recibe y no da nada a cambio. Cómo diferenciamos entre recibir y dar, cuándo es el momento dejar de dar y cómo recibimos de los demás, es parte hoy de la nueva dinámica de las relaciones.

El flujo de energía en cualquier relación debe ser equilibrado. Eso no quiere decir que todos entreguen la misma cantidad todo el tiempo, significa que hay un equilibrio en el flujo de energía de entrada y salida, que son equivalentes (noten que no utilizo la palabra ‘igual’). Que nadie siente que se aprovechan de él, o que está dando más de lo que debía o quisiera : todos participan y sienten que hay un intercambio de energía.

Utilizo el término ‘equivalente’ y no igual porque en cualquier relación, damos más en aquellas áreas en las que tenemos mayor talento o nos sentimos más fuertes. Por ejemplo la persona que es buena cocinando, probablemente cocinará más que otra que no cocina para nada. O la que disfruta trabajando en el jardín hará más jardinería. La que sea ‘fanática a la limpieza’ hará más limpieza que otra que no es tan ordenada. Pero tenemos problemas cuando le damos a alguien que es un ‘tomador’ y no un receptor.

El receptor es alguien que devuelve cantidades equivalentes de energías al dador y así el flujo de energía se mantiene equilibrado. Un tomador no devuelve energía al dador por diversas razones –no puede, no quiere, no cree poder, o no sabe cómo (generalmente es una combinación de razones). Cuando confrontamos a un tomador, nuestra primera reacción es darle más y más hasta que nos devuelva la energía. Pero eso no sucede, y seguirá tomando energía hasta que nosotros, frustrados, dejemos de dársela. Entonces encontrará otro dador. No pueden convertir a un tomador en un receptor; esa es una elección que debe hacer por sí mismo e implica una profunda transformación que solo puede llevar a cabo un poder superior.

El problema no es solo del tomador, limitado por creencias de insuficiencia, de desmerecimiento, de no tener ningún poder y con problemas relacionados con autoestima y falta de méritos. El dador a menudo elije un tomador a quién darle porque el dador también tiene problemas con el recibir, no cree en el valor de lo que da y también tiene problemas de autoestima. Aunque los dadores describan al tomador como una aspiradora que lo chupa todo, piensen en lo que expulsa la aspiradora: polvo y suciedad. Los tomadores no devuelven porque piensan que no tienen nada que dar; son personas tristes, insatisfechas, y se sienten inferiores aunque aman la energía que ustedes les dan y la toman de buena gana. 

Hay dos pasos en las relaciones equilibradas energéticamente, con flujos equivalentes (no necesariamente iguales) de entrada y salida. El primero es cultivar la propia capacidad de recibir. Ya sean un dador o un tomador, es la capacidad de recibir (en lugar de dar o tomar demasiado) la que crea los desequilibrios energéticos en sus relaciones. El segundo paso es cultivar la autoestima y la capacidad de merecimiento.

Son los conflictos relacionados con el merecimiento y la valía que les impiden ser un receptor, y estar dando constantemente a los demás, lo que crea los desequilibrios. Y hay conflictos de poder que operan porque la persona que siempre insiste en dar es el que controla la cantidad, la oportunidad, el flujo y la dirección de la energía en una relación. Ahora, hay algo en lo que se debe reflexionar cuando uno quiere recibir y dar: elegir compañeros que puedan dar y aprender a disfrutar el equilibrio de compartir en todas sus relaciones.

Finalmente, den con un corazón abierto y sin expectativas, pero equilibrando el dar con una apertura para recibir y se asegurarán de estar satisfechos y plenos.

LOS AZUKIS

A parte de un agradable sabor, tienen propiedades curativas

Los azukis (Vigna Angularis) son unas pequeñas legumbres rojizas de origen oriental. Su origen, al igual que la soja, se sitúa muy probablemente en China. Desde allí fueron introducidas en Japón hace 1.000 años.

En la actualidad los azukis representan uno de los cultivos más importantes y su variedad de posibilidades de uso en la cocina hace de esta alubia un alimento básico en la gastronomía local donde su sabor dulce se aprovecha también para elaborar repostería y confitería.

Los azukis han sido siempre muy valorados y utilizados por la Medicina Tradicional China porque, además de su agradable sabor, tienen propiedades curativas.

Como su forma arriñonada sugiere, tienen tropismo para la función renal y la vejiga. De hecho los azukis son equilibradores del elemento agua (riñones y vejiga). Su función principal es la de tonificar los riñones y el Yin (sangre y líquidos orgánicos). Este aporte de energía a los líquidos orgánicos favorece la movilización de estancamientos pues incrementa la diuresis, aumenta la secreción de leche en mujeres que amamantan, elimina la humedad, reduce la toxicidad de la sangre y por supuesto, combate su estancamiento. Su efecto tonificante se debe a que es la más yang de las legumbres y por lo tanto es muy recomendable en todos los casos de falta de energía.

La falta de energía, descrita en la Medicina China como deficiencia de Qi del riñón, puede ocasionar entre otros trastornos, edemas, diarrea matinal, lumbalgia, cistitis, problemas de próstata y leucorrea.

Los azukis, además de movilizar los líquidos, reducen las hinchazones y son secantes. Además es interesante considerar que en la antigua sabiduría china los riñones son el asiento del coraje y de la fuerza de voluntad, y por lo tanto cualquier deterioro en la energía del riñón puede generar sentimientos de miedo. Gracias a su efecto tonificante sobre esa energía debilitada, los azukis se consideran una fuente de valor que ayuda a las personas a enfrentarse a los retos con valentía. Desde el punto de vista biológico el asociar los riñones con el miedo tiene su fundamento si consideramos que en la Medicina China el órgano riñón también incluye la glándula adrenal y la glándula suprarrenal que son las encargadas de reaccionar antes el miedo segregando hormonas específicas como la adrenalina.

Hablando en términos más Occidentales, su elevada concentración de minerales es la que los hace beneficiosos para los riñones. Los azukis son una buena fuente de magnesio, potasio, hierro, cobre, cinc, manganeso y vitaminas B como la tiamina, la niacina y la riboflavina. Su riqueza en potasio y escasez en sodio ayuda a reducir la presión arterial actuando como un diurético natural.

Como la mayoría de las leguminosas, los azukis son ricos en fibra soluble. Este tipo de fibra proporciona volumen a las heces, estimula los movimientos intestinales, se une a las toxinas y al colesterol LDL facilitando su eliminación. Tienen un nivel bajo de grasas, un elevado contenido en proteínas y unos hidratos de carbono de muy bajo índice glucémico por lo que son recomendables para los diabéticos.

Los azukis son muy beneficiosos para el organismo también por ser un alimento muy alcalinizante. Este poder alcalinizante se potencia si los combinamos con algas como la kombu o la wakame.

Otra asociación muy beneficiosa es con los cereales como por ejemplo el arroz, el trigo o la cebada. Los aminoácidos que faltan en los cereales y en las legumbres se completan formando proteínas de alta calidad, alternativa saludable a la carne o a otras proteínas de origen animal. En definitiva, una combinación de arroz integral, azukis, una pequeña cantidad de algas y algo de verduras, se podría considerar un plato muy completo a nivel nutricional.

MEDITACIÓN Y VIDA


La meditación y la vida están entrelazadas. No es posible separarlas. De acuerdo a la calidad de nuestros pensamientos así serán nuestras acciones, y la calidad de nuestras acciones retroalimenta nuestros pensamientos.

Cuando realmente comprendemos esto, queda claro que la forma correcta de vivir es casar ambos aspectos dentro de nuestra vida, y hacer esto aquí y ahora.

Las acciones realizadas en base a una conciencia negativa, sin amor, nos han conducido a una existencia carente de significado, provocando sentimientos de dolor y vacío en muchos corazones. Por otro lado, las prácticas devocionales o meditativas realizadas desde el aislamiento y que no se reflejan en nuestras acciones, han resultado en un divorcio entre la espiritualidad y la realidad, y han sido incapaces de influenciar la vida de una manera correcta.

Lo importante y deseable es conseguir que nuestra conciencia sea capaz de disfrutar de toda la riqueza de una vida de compromiso e implicación en el mundo, pero impulsada por la energía y el poder espiritual que la meditación puede proporcionar.

Fuente: Brahmakumaris

El Aire es sagrado, El Agua es sagrada, La Tierra es sagrada.

Sabiduría Hopi

El tiempo evoluciona, y llega un punto en que se renueva otra vez. Hay primero un periodo de purificación, luego viene el periodo de renovación. Estamos ya muy cerca de ese momento ahora.

A nosotros nos fue dicho que veríamos a América llegar y marcharse. Y en cierto modo América está muriendo, desde dentro. Porque olvidaron las instrucciones de cómo vivir en La Tierra.

Todo está llegando a un momento en que la profecía y la incapacidad del hombre de vivir sobre La Tierra de forma espiritual se encontrarán en una encrucijada de grandes problemas. Es una creencia de los Hopi, que si no estás espiritualmente conectado con la Tierra, y no comprendes la realidad espiritual de cómo vivir en La Tierra, es probable que no sobrevivas..

Todo es espiritual. Todo tiene un espíritu. Todo fue puesto aquí por un creador, El Creador. Alguna gente le llama Dios, alguna gente le llama Buddha, alguna gente le llama Allah, otra gente le llama de otras formas. Nosotros le llamamos Konkachila, Abuelo.

Más del 95% de nuestro cuerpo es agua. Para tener una buena salud debes beber agua buena. Cuando los Europeos llegarón aquí, Colón, podíamos beber de cualquier río. Si los Europeos hubieran vivido a la manera de los Indios cuando vinieron, todavía estaríamos bebiendo nuestra agua, porque el agua es sagrada. El aire es sagrado. Nuestro ADN está hecho de lo mismo que el ADN del árbol. El árbol respira lo que nosotros exhalamos. Cuando el árbol exhala, nosotros necesitamos lo que el árbol exhala.

Todos somos de La Tierra. Y cuando la Tierra, el agua, la atmósfera, es corrompida, creará su propia reacción. La Madre está reaccionando. En la profecía Hopi se dice que las tormentas e inundaciones se harán más intensas. Para mí no es negativo saber que habrá grandes cambios. No es negativo. Es la Evolución. Si lo miras como Evolución, ha llegado la hora. Nada permanece igual. Debes aprender a plantar algo. Esa es la primera conexión. Debes tratar todas las cosas como Espíritu. Darte cuenta de que sómos una sola familia.

Nunca es “El Fin”. Es como la vida, no hay un Fin de la vida…

Floyd Red Crow Weterman
Fuente:Wakan