EL SERMON DEL AVANCE

Bodhidharma
Si alguien está determinado a alcanzar la iluminación, ¿cuál es el método más importante que puede practicar?

El método esencial, el que incluye todos los métodos, es la contemplación de la mente.

Pero, ¿cómo es que un método puede incluir a los demás?

ARMONIZAR LA RESPIRACIÓN

Ser conscientes de nuestra respiración es tomar posesión de la vida. La respiración es nuestra conexión permanente con la naturaleza. La Madre Tierra purifica el aire, constantemente, para que fluya nuestra vida.

CUIDAR A UN ENFERMO DE ALZHEIMER


Carta a quienes cuidan de un enfermo de alzhéimer

No estamos preparados para esto; de verdad, es imposible estar preparado para lo que se viene encima”. 

Éstas son las palabras de un viejo amigo a cuyo padre le acaban de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer. Desbordado por la realidad que afecta a su padre pese a estar metido como yo en el mundo de la salud natural y haber leído multitud de libros sobre la enfermedad. 

EL SAMURAI Y EL PESCADOR



Había, una vez, en Japón, hace mucho tiempo, un Samurai que le había prestado dinero a un pescador. Hizo un viaje para cobrarlo, a la provincia Itoman, donde vivía el pescador. No siéndole posible pagar, el pobre pescador huyó y trató de esconderse del Samurai, que era famoso por su mal genio. El Samurai fue a su hogar y, al no encontrarlo allí, lo buscó por todo el pueblo.

ESCUCHAR


El descubrimiento de tu verdadera naturaleza no puede producirse a través de la memoria. Llega a través de la atención multidimensional, que tiene lugar naturalmente cuando la memoria está ausente. Esta innata atención es el escuchar. Cuando estás en la actitud de escuchar te sientes en la inmensidad, donde no hay escuchador ni observador. Sólo en el escuchar puede tener lugar la transmutación del tener conocimiento al conocer como ser.

LA LOCURA Y EL SILENCIO

Relato sufí


Un día, algunos hombres pasaban junto a  un monasterio sufi y, por curiosidad, fueron a ver qué sucedía allí. La gente estaba en catarsis, descontrolada, gritando, sal­tando, volviéndose completamente loca. Los viajeros pensaron: Este es un monasterio loco. Siempre pensábamos que la gente venía aquí para alcanzar la iluminación, pero esta gente se ha vuelto loca. 

Y el maestro estaba sentado en medio de esta ca­tarsis, con este caos loco a su alrededor. Estaba sentado en silencio, en medio de ellos.

Canta, Rie , Llora... Ama, ¡ VIVE !

Charles Chaplin



La vida es una obra de teatro que no permite ensayos...
Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida...
...antes que el telón baje
y la obra termine sin aplausos.

HATHA YOGA



La palabra yoga, de la palabra sánscrita yuj significa yugo o enlazar y, a menudo, se interpreta como "unión" o un método de disciplina. Un hombre que practica yoga se llama un yogui, un practicante, un yogini.

El sabio indio Patanjali se cree que compaginó la práctica del yoga con el  Sutra hace unos 2.000 años.

ACEPTACIÓN, CARENCIA DE DESEOS

 "Deseo significa rechazo de algo, te gustaría ser otra cosa; carencia de deseos significa aceptación, eres feliz tal como son las cosas".

Cierto día, un Sufi, un gran místico que vivía solo, en el silencio, fue des­pertado por un mensajero de Dios. 
El mensajero divino le dijo: 
-Tus oraciones han sido aceptadas. El Ser Supremo, el Creador, está muy satisfecho contigo. Puedes pedir lo que desees y, cualquiera que sea tu deseo, será satisfecho.

DETENER EL TIEMPO

D. Chopra



EL TIEMPO NO ES TU ENEMIGO

Nuestro cuerpo evoluciona y se erosiona simultáneamente. La manera más segura de ganarle la partida al tiempo (que, por otra parte, es mera ilusión, como ya demostró Einstein, entre otros) es seguir evolucionando. Cuando es así, nos sentimos en expansión, optimistas, con visión de futuro y deseosos de descubrir cosas nuevas. Todo lo que se ha descubierto sobre la “nueva vejez” demuestra que se puede resistir la erosión del tiempo por medio de creencias y actitudes. 

LOS REYES MAGOS SON VERDAD





Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:
- ¿Papa?
- Sí, hija, cuéntame...
- Oye, quiero... que me digas la verdad...
- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido.
- Es que... -titubeó Blanca.
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

LA EDAD QUE TENGO



¿Qué edad tengo?
¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!


La edad en que puedo Gritar,
sin miedo, lo que pienso...