RESPIRACIÓN ALTERNA


 Anuloma Viloma o la respiración alterna (también se conoce como Sukha Pranayama -respiración bipolar- y Nadi Sodhana -Limpieza de los Nadis-, dependiendo de las diferentes escuelas) es  uno de los ejercicios de control de la respiración que se emplean en Yoga.

Al igual que otras técnicas de Pranayama, ésta es una respiración profunda y consciente, y su práctica sirve para oxigenar el organismo y, al mismo tiempo, calmar y ordenar la mente, aquietar el sistema nervioso, y controlar y utilizar conscientemente el prana (energía vital)

Además, Anuloma Viloma regula el flujo respiratorio por las dos fosas nasales que, a menudo, se encuentra alterado debido a una mala alimentación, el consumo de tabaco o un estilo de vida sedentario.

De todas formas, es normal que una de las dos fosas nasales esté siempre parcialmente bloqueada y que el aire de la inspiración pase principalmente a través de la otra fosa. Suele predominar, además, la respiración por la fosa nasal izquierda, que se conecta con la parte derecha del cerebro y con el canal energético o nadi de la respiración fría, llamado ida (aire de la luna); luego pasa a la fosa nasal derecha, respiración caliente, un canal llamado pingala (aire del sol) que se conecta con la parte izquierda del cerebro.

En resumen, Anuloma Viloma ayuda a equilibrar el funcionamiento de los hemisferios derecho (expresivo) e izquierdo del cerebro (lógico), y además armoniza la energía de la fosa izquierda, que es refrigerante, y la de la derecha, que produce calor en el cuerpo.

Cuando la respiración fluye más de dos horas seguidas por una misma fosa nasal es síntoma de que existe un desequilibrio: si se trata de la fosa nasal izquierda, se siente frío y desciende la actividad metabólica del cuerpo; en el caso de la derecha se experimenta mayor calor corporal y trastornos mentales y nerviosos.

Ejecución de Anuloma Viloma:

Para practicar cualquier técnica de respiración (Pranayama) se debe adoptar una postura cómoda, con la espalda erguida, para no comprimir el abdomen y permitir que la respiración fluya.

La posición puede ser tumbado en el suelo, sentado en el suelo o en una silla. En el caso de estar sentado en el suelo utilizar un cojín debajo de las nalgas para mantener la postura con comodidad.
Cerrar los ojos e inclinar la barbilla ligeramente hacia el pecho pero manteniendo el cuello estirado.

En el caso de Anuloma Viloma, además, se van a emplear los siguientes mudras (gestos de las manos):

Chin mudra, en la mano izquierda: que queda apoyada sobre la rodilla con la palma de la mano hacia arriba, el índice y pulgar se tocan mientras que los otros dedos permanecen extendidos.
Vishnu mudra, en la mano derecha: el índice y el corazón se doblan al interior de la palma de la mano. El dedo pulgar de la mano derecha se utiliza para tapar la fosa derecha (directamente debajo del cartílago), mientras que con el meñique y anular de la misma mano se tapa la fosa izquierda. El brazo izquierdo no debe apoyarse en el tórax o la cabeza  y no debe  descender.

Se comienza inhalando por ambas fosas nasales. A continuación se cierra la fosa derecha, con el pulgar, índice y corazón doblados, y se espira todo el aire por la izquierda. 

1.-Se inspira, por la fosa izquierda, durante 3 segundos (contando hasta tres), se abre la fosa derecha, se tapa la izquierda, con el anular, y se espira por la derecha durante 6 segundos (contando hasta seis).
2.-A continuación, se inspira, por la fosa derecha, durante 3 segundos, se abre la fosa izquierda, se tapa la derecha con el pulgar y se espira, por la izquierda, durante 6 segundos. 
Esto constituye una vuelta completa.

El ejercicio se repite tres vueltas o fases completas,  y siempre la exhalación dura el doble que la inhalación.


Ejecución, Reteniendo el Aliento:

Una vez que se domina la práctica anterior de Anuloma Viloma, se puede intentar retener el aliento. 

1.-Se comienza inspirando por la fosa izquierda durante tres segundos, luego se tapan ambas fosas (la izquierda con el anular y la derecha con el pulgar, manteniendo doblados el índice y el corazón) y se retiene el aliento contando hasta 12,  para, a continuación, espirar, por la derecha, durante 6 segundos.
2.-Se vuelve a tapar la fosa izquierda y se inspira, contando hasta tres, por la derecha, se tapan ambas fosas y se retiente el aire hasta 12 tiempos; luego se destapa la izquierda y se espira en 6 tiempos. 
Esto es una vuelta completa.
El tiempo de la retención es siempre cuatro veces el de la inspiración o dos veces el de la espiración. 
El ejercicio se repite tres vueltas. Con práctica se pueden llegar a realizar hasta seis vueltas.

Recomendaciones:

Antes de comenzar la práctica conviene comprobar que las fosas nasales están despejadas, haciendo, si fuera necesario, una limpieza de las fosas con agua y sal (jala neti)

Al principio de la práctica, es frecuente sentir tensión en el hombro derecho. Es importante relajar esta zona.

Hay que evitar tapar las fosas nasales empujando excesivamente hacia el lado contrario, lo que provocaría un desplazamiento de la otra fosa y el cierre del paso del aire.

No debe hacer esta práctica, si usted tiene un resfriado o si los conductos nasales se encuentran bloqueados de alguna manera. 

No contenga la respiración si tiene la presión arterial alta.

Algunos Beneficios de estos ejercicios de  Respiración Alñterna

Revitaliza el cuerpo.
Mejora la función cerebral aportando la misma cantidad de oxígeno a ambos lados del cerebro, creando equilibrio personal. 
Calma la mente agitada. 
Fomenta un estado emocional más tranquilo. 
Mejora el sueño. 
Limpia los pulmones.
Nos prepara para la meditación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario