OM MANI PADME HUM



La palabra es sonido. El sonido es vibración. Vibración es energía. 



¿QUÉ SON LOS MANTRAS?

Un sonido o combinación de palabras que, por su construcción, significado y ritmo, posee la capacidad de concentrar la mente, elevándola. Man significa "mente" y Tra significa "liberar" o "proteger". 
Según la cultura védica, la función primordial de los mantras es liberar la mente y elevar la conciencia a un plano superior. 
Mantra es el conjunto de sílabas en sánscrito (lengua sagrada del hinduismo y del budismo tántrico) y se recita un número de veces determinado para conseguir un logro, que puede ser mundano (obtener algo, lograr alguna habilidad) o trascendente (el logro supremo, que en el budismo tibetano consiste en la iluminación no solamente racional, sino de la verdadera naturaleza de la mente).

EL MANTRA: "Om Mani Padme Hum"
Los poderes de las seis sílabas.

Las seis sílabas purifican los seis reinos de la existencia en el sufrimiento. Por ejemplo, la sílaba Om purifica el apego neurótico a la dicha y al orgullo, que aflige a todos los seres en el reino de los dioses.
Forma sánscrita: Om Mani Padme Hum
Forma tibetana: Om Mani Peme Hung

Contempla la joya en el loto, podría traducirse de esta forma, aún cuando los mantras no se traducen y en ese significado "la joya del loto que reside dentro" Mani Padme representa la joya del loto, la sabiduría esencial de las enseñanzas budistas, la esencia divina, mientras que Hum representa la realidad sin límites encarnada dentro de los límites del ser individual. Hum une lo individual con lo universal. 

Es un mantra que favorece el florecimiento de la compasión. 

La compasión es un sentimiento muy noble de un alto grado de vibración, es dificil llegar a generar verdadera compasión, nuestro ego intenta impedirlo. Es necesario haber llegado a un alto nivel evolutivo para poder generar verdadera compasión, amor, alegría o paz interior. Este mantra nos podría ayudar a llegar a ello. 

Este mantra invoca al buda Avalokiteshvara o Buda de la Compasión.

OM: Cierra la puerta de los renacimientos desde el mundo de los devas.
MA: Cierra la puerta de los asuras.
NI: Cierra la puerta de los humanos.
PAD: Cierra la puerta de los animales.
ME: Cierra la puerta de los espíritus hambrientos (pretas).
HUNG: Cierra la puerta del infierno.

Cada sílaba purifica de una forma:
OM: Purifica el velo del cuerpo.
MA: Purifica el velo del habla.
NI: Purifica el velo de la mente.
PAD: Purifica el velo de las emociones conflictivas.
ME: Purifica el velo del condicionamiento latente.
HUNG: Purifica el velo que cubre el conocimiento.

Cada sílaba es por sí misma un mantra:
OM: Por el cuerpo de los Budas.
MA: Por la palabra de los Budas.
NI: Por la mente de los Budas.
PAD: Por las virtudes de los Budas.
ME: Por los actos de los Budas.
HUNG: Por la suma de la gracia del cuerpo, el habla, la mente, la virtud y la actividad de los Budas.

Cada sílaba se corresponde con las seis Paramitas o Perfecciones transcendentales:
OM: Generosidad.
MA: Ética.
NI: Paciencia.
PAD: Diligencia.
ME: Concentración.
HUNG: Sabiduría.

Cada sílaba se relaciona también con los seis Budas:
OM: Ratnasambhava.
MA: Amaoghasiddi.
NI: Vajradhara.
PAD: Vairocana.
ME: Amitabha.
HUNG: Akshobya.

Cada sílaba del mantra purifica un defecto:
OM: Orgullo.
MA: Envidia Deseo de ser entretenido.
NI: Deseo pasional.
PAD: Estupidez Prejuicio.
ME: Pobreza Posesividad.
HUNG: Agresividad Odio.

Finalmente, cada sílaba está relacionada con las seis sabidurías:
OM: Sabiduría de la ecuanimidad.
MA: Sabiduría de la actividad.
NI: La sabiduría que surge de sí misma.
PAD: La sabiduría del Dharma.
ME: La sabiduría de la discriminación.
HUNG: La sabiduría semejante a un espejo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario