ARMONIZAR TU CORAZÓN

Armonizar el corazón consiste en alcanzar un estado mental en el que no existe búsqueda de nada, sino ausencia de todo deseo. 
Conseguir un corazón tranquilo, en un cuerpo relajado.

"El corazón ha de estar tranquilo, como el agua del lago sin viento, y limpio, como el agua del manantial. 
El ánimo ha de ser profundo y calmado, como el del Océano. 
Profundo, porque se une a la respiración, lentamente, hasta el tantien, como si descendiese al fondo del mar. 
Calmado, porque se une a la espiración y reposa en tantien, como cuando en el mar cesa el viento y se calman las olas".

Siguiendo al maestro de Chi Kung, Liu Dong, para alcanzar la armonización del corazón, sitúate en tu postura acostumbrada de meditación, o en la posición  wu chi, y haz  lo siguiente:

  1. Apoya el dedo pulgar en el centro de la mano (punto Lao Gong), cerrando los otros cuatro dedos sobre él.(Es la posición natural de las manos del bebé)Hazlo en las dos manos.Coloca los puños así formados hacia arriba; apóyalos sobre tus piernas, si estás sentado o en postura de meditación, o bien, junto a los costados, a la altura de la cintura, si estás en la posición wu chi .
  2. Coloca la punta de la lengua en el cielo del paladar, con la boca entreabierta.
  3. Entorna los ojos o ciérralos, y aquieta el corazón.   

Trae tu mente al aquí, a tu cuerpo, a la unidad. 
Mantenla en la observación de tu postura, de tu respiración, de tu lengua apoyada en el paladar, de la saliva que se forma en tu boca. 
Traga ese "agua de jade", varias veces. 
Vive la unidad de tu ser.

Mantén esta posición cinco minutos, al menos. Acostúmbrate a su práctica diaria, dedicándole más tiempo, cada día, si te produce gozo y disfrute de tu ser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario