¿Cómo es el Tai Chi Quan o Tai Ji Quan ?


El Taiji es redondo. Independientemente de que sea interno o externo, hacia arriba o hacia abajo, hacia izquierda o derecha, nunca deja de ser circular…


Quien puede poner en duda esto, todos los que han vivenciado sus movimientos no puede obviar esto. Ahora bien, ¿por qué en un clásico se hace mención de esto?.
El círculo es una figura perfecta, es para los chinos el símbolo del universo, en el círculo se encierra todo, no tiene principio ni fin como el Tao.
Así es posible comenzar a comprender el porque de la circularidad.
Si el Taijiquan no es circular, no es Taijiquan; si los círculos no existen en cada parte de nuestro cuerpo, no es Taijiquan…

circular…El Taiji es anguloso. Independientemente de que sea interno o externo, hacia arriba o hacia abajo, nunca deja de ser anguloso…
Como atravesar una perla de nueve agujeros, dice un viejo proverbio; lo anguloso deriva del círculo, podría decirse que hace a la consecución armónica. Recuerde el símbolo del Taiji, un círculo con una forma sinuosa (angulosa) en su interior que marca la división del Yin y el Yang.
… Hacia dentro y hacia fuera con redondez, hacia delante y hacia atrás de forma angular…
Movimientos en contracción y expansión, como las ondas en una charca; hacia delante y hacia atrás marca el ritmo, como se eleva el sol y la luna en el horizonte, subiendo hasta el cenit, para luego retirarse hacia el lado opuesto; el arriba y el abajo, el cielo y la tierra, la unidad.


…Desde la forma angular a la circularidad, y de un lado a otro. La forma angular es para abrir y expandirse; la redondez para cerrar y contraerse. Lo angular y lo redondo son la norma de referencia más elevada. ¿Puede algo salirse de esta norma?…
La norma del equilibrio Yin y Yang, el permanente cambio en armonía, solo puede ocurrir en el círculo y en los arcos. Nuestro cuerpo guarda todo esto, debemos seguir la norma y fluirá sin que nos demos cuenta.
…De esta manera se logra una libertad total de movimiento. Más elevado y más profundo, más sutil y siempre más sutil, visible e invisible, luminoso y más luminoso, continúa por siempre sin fin…
Se sigue el ciclo del movimiento universal, seguimos el ciclo natural y cómo no habremos de sentir la verdadera libertad.
Nuestro equilibrio nos permitirá una mayor sutileza, una mayor percepción, un estado de iluminación al comprender el devenir de la naturaleza a la que pertenecemos y a la cual volvemos a través del Taijiquan.
Fuente: Li Da Wu Guan

No hay comentarios:

Publicar un comentario