El YO es Infinito



Antes de que existiese el Mundo
estaba el Misterio:
silencioso, sin fondo,
solitario, inmutable,
en todas partes y siempre en movimiento,
La Madre del Mundo.

No conozco su nombre, por lo que le llamo Tao;
No conozco su límite, por lo que le llamo Infinito.

Siendo infinito, fluye para siempre,
fluyendo para siempre, vuelve a Sí Mismo.

Uno Mismo sigue el camino del Mundo;
El Mundo sigue el camino de la Naturaleza;
La Naturaleza sigue el camino del Tao;
El Tao es el Camino.

Tao es infinito,
por tanto, la Naturaleza es infinita,
por tanto, el Mundo es infinito,
por tanto, Uno Mismo es infinito.
Son cuatro Infinitos,
Y el Yo es uno de ellos.


(Lao Tse, en Tao Te Ching., 25)

No hay comentarios:

Publicar un comentario